Cuándo llega la vacuna: La de Oxford no está, la de Pfizer no llega y la de Rusia es la que más se acerca a la Argentina

Preocupado por la tendencia a la baja y ante la inminencia de las fiestas, el Gobierno volvió a echar mano a los ministros de salud de Nación, Capital y Provincia, para pedir «responsabilidad» a la sociedad a la hora de prevenir los contagios de Covid-19. Las vacunas, por ahora, no están. Ni la de Oxford, ni la de Pfizer. Las negociaciones parecen estar mucho más avanzadas con Rusia.

El minsitro Ginés González García acusó que la farmacéutica Pfizer pone «condiciones inaceptables». Lo dijo durante una conferencia de prensa en Casa Rosada, tras participar de una reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto a su par porteño Fernán Quirós, y bonaerense, Daniel Gollán.

«Tengo toda la esperanza de concretar el acuerdo con Pfizer, pero lo que no tengo que dejar de decir es que fue de las primeras instituciones con las que comenzamos las negociaciones», sostuvo el ministro, que en agosto anunciaba el acuerdo con Aztra Zeneca, para producirla, inclusive, en Argentina. El laboratorio queda en Haedo, aunque se distribuiría desde México.

(Pfizer) «fue la primera que el Presidente recibió cuando anunció que haría el estudio de Fase 3 en Argentina. Se hizo en una institución del Estado como el hospital Militar. Todo eso, más allá de las dificultades que todo el mundo sabe que tiene esa vacuna. Los -70 grados. Inclusive hemos buscado adecuar la logística para lugares que pudieran tenerla a esa temperatura», agregó.

Ginés concluyó en que «en la negociación, se nos pidió una ley para tener alguna seguridad. Y esa ley estuvo en el Congreso. Después apareció en la negociación la central estadounidense, que decía que no era suficiente y que había que hacer una nueva ley. Además, pedían que el contrato no lo firmara yo, sino el presidente. Es decir, en rigor de verdad, son condiciones inaceptables».

A pesar de este relato, el ministro pidió que revean esas circunstancias. «La prioridad de la Argentina es tener la vacuna de Pfizer, como todas las otras vacunas».

«También es cierto que ellos cambiaron las condiciones. Se acuerdan que yo hablaba al principio de que íbamos a tener unas vacunas en diciembre. Bueno, eran las de Pfizer. Nos iban a dar vacunas en diciembre, enero y febrero».

García pensaba en «tener acceso a otras vacunas que son mucho más fáciles, operativamente para una vacunación masiva». Y agregó que «aún así, aceptamos que llegaran en febrero». «Hay un pedido del gobierno argentino de concretar la negociación, que no está cerrada», explicó el ministro.

La vacuna rusa serviría para cumplir con la promesa oficial de tener la vacuna contra el coronavirus entre fines de este año y comienzos del próximo.

La de AstraZeneca tuvo un error metodológico durante los ensayos de Fase 3 y ahora se la espera para entre fines de marzo y principios de abril. Según el presidente Fernández, para cuando llegue ese momento ya quiere tener vacunada al 25 por ciento de la población argentina con la Sputnik V. Esto sería a partir de la provisión de 10 millones de dosis entre enero y febrero próximos.

Fiestas

Ginés González García, Daniel Gollan y Fernán Quiros, los ministros de Salud de Nación, provincia y ciudad de Buenos Aires, respectivamente, se manifestaron «preocupados» por la detención en la caída de los casos de coronavirus que se venía registrando en el todo el país y también por el aumento en las naciones limítrofes, y de cara a los encuentros de fin de año pidieron «aumentar los cuidados» que indican los protocolos contra la Covid-19.

«Sigue habiendo circulación comunitaria del virus», dijo el ministro de Salud de la Nación al iniciar la conferencia de prensa en la Casa Rosada junto con sus pares de Ciudad y provincia de Buenos Aires, en la que se los escuchó con criterios unificados respecto a la situación epidemiológica del país.

Los tres funcionarios coincidieron en que luego de varias semanas de descenso ininterrumpidos de casos, la curva se estabilizó «en los últimos 7 a 10 días».

De todos modos, González García comentó que la situación en Argentina difiere de la que se vive en países limítrofes, en los que la cantidad de casos «está ascendiendo» y no relacionó este panorama con el comienzo de una segunda ola de la enfermedad, tal como está ocurriendo en Europa, por ejemplo.

El titular de la cartera de Salud informó que el sistema sanitario «no está saturado», que el Consejo Federal de Salud acordó incrementar los testeos pero planteó que, aún así, es necesario aumentar «los cuidados» de cara a las fiestas, porque «sigue habiendo circulación comunitaria en el país» y «la llegada de la vacuna no cambiará esa realidad a mediano plazo».

Los tres ministros desestimaron que la meseta de casos haya sido provocada por manifestaciones masivas como el funeral de Diego Maradona y apuntaron que «la causa modal de los contagios está en los encuentros» que se hacen en lugares cerrados.

Gollan, en tanto, se mostró confiado en que la temporada estival pueda desarrollarse en la Costa Atlántica adoptando los controles y protocolos necesarios.