En una elección muy ajustada, Gabriel Mansilla (36.9%) se convirtió en el próximo presidente del Deportivo Morón

En una elección sumamente pareja, en la que no hubo polarización, Gabriel «Conejo» Mansilla se convirtió ayer en el próximo presidente del Deportivo Morón. Su lista 1947, «Morón Unido», se impuso a la actual conducción con el 36.9% de los votos, con el acompañamiento del camionero Juan Carlos Pini, exsecretario del club, y Gastón Capurro, quien fue secretario y vice del Gallo.

En un día histórico, 2250 socios fueron a votar durante todo el domingo, pero hubo que esperar hasta la noche y contar todas las mesas para que se sepa al ganador. Mansilla 831 votos, mientras que la boleta de «Nuevo Gallo», que encabezó el actual presidente, Roque Labbozzetta, consiguió 763 sufragios.

Lo curioso es que hasta marzo pasado ambas candidatos iban a ir juntos, pero durante la pandemia el histórico dirigente prefirió buscar una reelección (en rigor había terminado el período del renunciado Alberto Meyer y por cuestiones de seguridad se prorrogó su mandata hasta fin de año).

El ganador contaba con el respaldo del expresidente Pablo Sauro, y, de los tres candidato, era el más cercano a aquella gestión que había comenzado el sabbatellista Diego Spina (quien se aseguró de la construcción del nuevo estadio).

En tercer lugar quedó la lista 14 del «Frente Morón para Todos», de Matías Milocco, que para sorpresa de muchos ganó alguna mesa y computó 646 votos (28.7%). Mucho habrá tenido que ver el respaldo del «Rengo» Rodrigo Díaz. Además, solamente seis votaron en blanco y otros 4 sufragios fueron anulados.