La Matanza: Detuvieron a uno de los jóvenes que habría participado del asalto y crimen del policía de la Ciudad

Un joven de 22 años fue detenido en Virrey del Pino sospechado de ser el autor material del crimen del policía de la Ciudad Marino Nicolás Romero, quien murió baleado tras un intento de robo, anoche, en Laferrere (La Matanza).

Luis Francisco Alegre, alías ‘Patu’, quien fue capturado por efectivos del Grupo Técnico Operativo (GTO) y de la DDI La Matanza a metros de su casa, en la Manzana 52 del barrio Nicole de Virrey del Pino. Los investigadores llegaron hasta allí tras relevar las cámaras de seguridad que registraron el crimen.

Según fuentes policiales, al percatarse de la presencia de los agentes, Alegre trató de huir sin éxito. El detenido fue trasladado a la Comisaría Distrital Sur Segunda de González Catán. Por estas horas, en el domicilio donde vive se mantiene una consigna policial. Se aguarda la llegada del fiscal del caso, Marcos Borghi, de la UFI de Homicidios de La Matanza, para allanar la vivienda.

Por otra parte, durante la investigación también se identificó al ladrón abatido por el policía Romero: es Alán Nicolás Vergara, de 20 años, quien también vivía en el barrio Nicole de Virrey del Pino.

El homicidio ocurrió a las 4:35 de la madrugada. Romero, de 27 años, esperaba a esa hora en la parada de colectivo en el cruce de las calles Oliveri y Da Vinci para dirigirse a su trabajo como parte del departamento de Protección Barrial de la Villa 31 de la fuerza porteña.

En ese momento, dos delincuentes armados lo sorprendieron e intentaron asaltarlo, a lo que el oficial reaccionó con disparos. Producto del tiroteo, Vergara cayó muerto en el lugar.

Una cámara de una carnicería cercana captó el instante donde se ve al delincuente baleado caer y a su cómplice (Alegre) empuñando un arma. Luego, Alegre intenta llevarse a rastras a Vergara, pero desiste y lo deja allí. En la escena del crimen se encontraría más tarde el teléfono celular de la víctima.

Romero (entró en la Policía Federal en 2015 pero luego fue trasladado a la de la Ciudad) recibió dos impactos de bala, en el cuello y el abdomen, por los que debió ser trasladado de urgencia al hospital Simplemente Evita. Finalmente falleció algunas horas después de que personal de la Comisaría 2° de González Catán llegara a la escena y lo encontrara junto a su pistola Bersa, con el delincuente ya muerto con un tiro en el glúteo a pocos metros.