El Gobierno publicó el decreto que habilita las restricciones nocturnas pero por ahora la Provincia no resolvió qué hacer

El Gobierno publicó el decreto en el Boletín Oficial que establece nuevas restricciones en busca de frenar el avance del Covid-19. Finalmente fija pautas, pero no prohíbe la circulación. En cambio establece que serán las provincias las que determinarán si aplican toque de queda en horario nocturno.

La vigencia será hasta el 31 de enero. El vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, anunció que no habrá restricciones en la circulación nocturna en Ciudad de Buenos Aires y que los locales comerciales cerrarán de 1 a 6 de la mañana. Empezará a regir desde este domingo 10 de enero a las 0.

La Provincia de Buenos Aires, que mantuvo reuniones con funcionarios nacionales, porteños e intendentes, todavía no tomó ninguna medida. Y no lo haría sino hasta el martes, cuando brinde un nuevo informe del estado epidemiológico. Hay temor a las respuestas sociales y al impacto económico y político del toque de queda. En la Costa, por el momento, respiraron con alivio.

En Córdoba ya habían avisado que no habría restricciones, lo mismo que en Mendoza. Pero Santa Fe sí adhirió al decreto, por nombrar otros tres puntos turísticos.

En la Provincia de Buenos Aires, algunos municipios aclararon que por ahora no hay cambios: Fue el caso de Pinamar y Vicente López, dos gobiernos de Juntos por el Cambio. Ituzaingó (Alberto Descalzo), por el contrario, ya se había adelantado y cerró la actividad nocturna a principios de la semana.

El decreto que establece las pautas para que cada provincia defina las restricciones a la circulación de acuerdo a la situación epidemiológica y señala que «deberán priorizar la limitación de la circulación en el horario nocturno».

El decreto 4/2020 señala que el primer parámetro que deberán tener en cuenta serán «la razón de casos, definida como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos CATORCE (14) días y el número de casos confirmados acumulados en los CATORCE (14) días previos, sea superior a UNO COMA VEINTE (1,20)».

El segundo es «la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos CATORCE (14) días por CIEN MIL (100.000) habitantes, sea superior a CIENTO CINCUENTA (150)».

«Lo que se hace a nivel nacional es fijar pautas, pero luego quienes deben aplicar las medidas son las autoridades provinciales y locales», indicó ayer el Jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, quien previo a la publicación precisó que la idea es «detallar cuáles son los indicadores epidemiológicos a la hora de tomar medidas de restricción de circulación para bajar los contagios».

El ministro coordinador explicó que «el artículo del decreto que está vigente, que vence el 31 de enero, le da facultades a los gobernadores para restringir actividades o la circulación» y lo que se hace ahora es «fundamentar el riesgo epidemiológico» para la adopción de medidas.

La decisión se tomó luego de que la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Córdoba y Mendoza expusieran sus reparos ante una eventual restricción a la circulación nocturna y cierre de actividades, frente a lo cual el Gobierno dispuso que cada distrito defina las medidas a partir de las nuevas pautas.

Asimismo, se mantiene por dos semanas el cierre de fronteras, y la suspensión de los vuelos desde y hacia Reino Unido e Irlanda, donde se detectó una de las nuevas cepas de coronavirus que más preocupan. El Gobierno también recomendó no viajar a EEUU ni a Europa.

Aclaró sin embargo que Migraciones «determinará y habilitará los pasos internacionales que resulten adecuados para el ingreso al territorio nacional de nacionales o extranjeros residentes en el país y extranjeros no residentes que sean parientes directos de ciudadanos argentinos o residentes, y para el egreso de las personas del territorio nacional y la individualización de los supuestos de excepción».

Como novedad, solo «aquellas personas que hayan egresado del Territorio Nacional por medio de pasos fronterizos terrestres entre los días 1° de abril de 2020 y 25 de diciembre de 2020, podrán ingresar por cualquiera de los pasos habilitados a tal efecto. El resto solo podrán ingresar por Ezeiza, el aeropuerto de San Fernando o por la terminal portuaria de Buquebús.

Cafiero advirtió que «no hay que permitir que sigan avanzando los casos para no saturar el sistema de salud» y que para ello las autoridades deberán contemplar «medidas que restrinjan la circulación o las actividades nocturnas».