Protesta en Moreno: El Ministerio de Ambiente quiere ubicar una planta de transferencia residuos en medio de un barrio

Vecinos de distintos barrios de Moreno se manifestaron hoy frente a la Municipalidad en rechazo a la instalación de una planta de transferencia de residuos sólidos urbanos en una zona residencial catalogada como “corredero industrial”, cercana al Acceso Oeste y la Ruta 25, localidad de La Reja.

La protesta derivó en una reunión con funcionarios municipales, que aportaron información, pero lejos estuvieron de conformar al reclamo de vecinos autoconvocados de barrios como Don Enrique, La Reja Grande, Lomas Verdes, San Carlos y de barrios privados como el «Haras María Victoria».

El proyecto, que está en la etapa de licitación, cuenta con un crédito del BID y es ejecutado nada menos que desde el Ministerio de Ambiente de Juan Cabandié. El lugar elegido para la planta es un predio ubicado en las calles Don Bosco y Atahualpa, a metros de la Ruta 25 y a un kilómetro del Acceso Oeste.

Visita de funcionarios al predio de La Reja, a fines de octubre

“No queremos un basurero”, manifestaron los residentes cercanos al predio que el Gobierno ya presentó públicamente en redes sociales. Pese a lo cual los funcionaros respondieron que «es un pre-proyecto que presentamos en Nación y que se presentó al Ministerio». «Todavía la planta no está diseñada”, explicó el subsecretario de Desarrollo Sostenible y Seguridad Alimentaria del Municipio de Moreno, Damián Falfan. El portal oficial del Gobierno muestra en noviembre del 2020 se terminó el plazo para recibir oferentes.

Según los funcionarios, como la zona está tipificada como “corredero industrial permite el emplazamiento de una planta de esas características”. La licitación para la instalación de la planta de transferencia en la Reja, que va a recibir 400 toneladas de basura diarias, se concluyó a fines de diciembre del 2020. Serían unos 70 camiones por día, sólo del servicio de recolección de Moreno. «Es una locura, nunca va a parar», se quejó una vecina.

El reclamo pasa porque hay «otros lugares, como los parques industriales, sobre la Ruta 25 y en el cruce de Acceso Oeste y Buen Ayre, pero eligieron este lugar que está en el medio de una cantidad de barrios», explicó Karina Licalzi.

Los vecinos expresaron su preocupación por la salud: “Tomamos agua de pozo. Imaginate lo que sería si se contaminan las napas con los lixiviados”, expresó otra vecina que ve un avance de obra, sin consulta popular previa alguna.

Un nuevo sistema de residuos forma parte de una serie de cambios que la intendenta de Moreno, Mariel Fernández, viene llevando adelante desde el año pasado. El año pasado cumplió con la recesión del contrato de la empresa El trébol, aunque le alquiló cambiones para un sistema mixto en el que el Municipio se hace cargo de la infraestructura y una cooperativa muy cercana a Camioneros (Pablo y Hubo Moyano) tercerizan la contratación del personal.

El octubre pasado, funcionarios de Nación realizaron una recorrida por el predio donde se construirá una planta de transferencia de residuos en Moreno La actividad formó parte de las acciones estipuladas dentro de la licitación pública nacional n.° 5/20, por la cual la cartera que dirige Juan Cabandié.

La licitación comprende «el diseño y la construcción de una planta de transferencia de residuos que beneficiará a cerca de 500 mil habitantes». Se prevé que la misma permita la recepción de 400 toneladas diarias de desechos, mejorando el sistema de recolección y reduciendo los costos de traslado hacia el centro de disposición final.

Por otro lado, también se contempla la adquisición de equipamiento y maquinaria para la concreción del proyecto y la capacitación del personal necesario.

La iniciativa es implementada a través del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), por medio de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental, que lidera Sergio Federovisky, del Ministerio de Ambiente. Obtiene su financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y su presupuesto asciende a más de 215 millones de pesos.