Fernández presidirá al partido justicialista, secundado por Kicillof, y Máximo sería el próximo jefe del PJ bonaerense

Mientras despedían los restos de Carlos Saúl Menem, el último conductor natural del partido, el justicialismo definió que el presidente Alberto Fernández sea próximo jefe, en una lista de unidad que, de nuevo, posiciona al kirchnerismo duro detrás de la figura presidencial y tomando espacios de poder: La jugada incluye al gobernador Axel Kicillof como primer vicepresidente y al diputado Máximo Kirchner como titular del PJ bonaerense.

La movida se confirmó este lunes, en la sede del partido, donde se asentó la lista, que se completa con el gobernador tucumano Juan Manzur, también como vicepresidente, junto con la vicegobernadora de Chaco, Analía Rach Quiroga, más las diputadas Cristina Álvarez Rodríguez (FdT-Buenos Aires) y Lucía Corpacci (FdT-Catamarca), quien gobernó su provincia entre 2011 y 2019.

La lista se completarán «con un criterio de representatividad de todos los sectores, hasta llegar a los 70 miembros del Consejo», informó la agencia Télam.

La asunción de las nuevas autoridades será el 21 de marzo, comienzo del año electoral, que esta semana empieza a definir cuándo y cómo serán las PASO.

Fernández asumiría como nuevo presidente del PJ en reemplazo del diputado José Luis Gioja (FdT-San Juan), quien quedó a cargo a principios de 2016. No es la única lista, pero seguramente será la única que quede en pie.

Es cuestión de tiempo también ara que el hijo de la vicepresidenta asuma como jefe del PJ Bonaerense, donde por ahora resiste el intendente Fernando Gray. Toda la comisión del partido debería renunciar para que asuma Máximo. El único sector de la coalición oficialista que se mantendrá por afuera de la estructura oficial del PJ es el Frente Renovador de Sergio Massa.

Por su parte, el Alberto Rodríguez Saá y Sergio Berni habían presentado lista propia. El gobernador de San Luis sumó a la dirigente jujeña Milagro Sala como vicepresidenta. No fue casual incluirla: También juegan el ex vicegobernador Gabriel Mariotto, rectora de la Universidad de Lanús, Ana Jaramillo; el economista José Sbatella y Alessandra Minnicelli (esposa de De Vido).

A las pocas horas Berni se bajó. “Decidimos abdicar, aunque cumplimos con todo y pese a que seguimos pensando en que el debate es el mejor camino para sintetizar ideas, pero hay una plataforma de unidad que es muy contundente y que representa globalmente a la conducción del peronismo: es una representación muy importante”, dijeron allegados del ministro de Seguridad.