HCD Morón: Juntos por el Cambio pidió interpelar al intendente por el reparto de las vacunas

Tras las irregularidades en el Ministerio de Salud y el Hospital Posadas, los bloques de concejales de Juntos por el Cambio y la UCR presentaron hoy en el Concejo Deliberante de Morón un pedido de interpelación para que el intendente, Lucas Ghi, concurra de «manera urgente al recinto» y explique cómo funciona el Plan Estratégico de Vacunación contra el Covid – 19 en el distrito.

«No existe información pública de cuantas vacunas llegaron a Morón ni a quienes vacunaron, si a los médicos, a los docentes a los mayores o a los amigos. Nuestro pedido responde al sentido común de los vecinos que quieren vacunarse y ven como desde el Gobierno Nacional vacunan a los amigos», afirmó el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio, Juan Franco Nardo.

Tras la investigación federal surgida hace una semana y la publicación de la distribución de vacunas, surgieron dudas en muchos municipios. Hay de todo: militantes oficialistas ya vacunados que subieron sus fotos a las redes y también fake que luego fueron desmentidas (como la del hermano de Axel Kicillof).

Por supuesto, circulares en las redes las fotos de supuestos militantes de La Cámpora de Morón y la del personal de PAMI, que posó en el Hospital que la obra social inauguró el año pasado en Ituzaingó (por ahora sólo funcionó a tal efecto).

«Queremos saber qué pasa en Morón con las vacunas y el intendente es la persona que tiene que dar la cara y explicar a quiénes se vacunaron y cuantos. Y no nos olvidemos, por si el oficialismo no lo sabe, que el Hospital Posadas, donde se sospecha que funcionaba el Vacunatorio VIP, queda en Morón», concluyó Nardo. Mientras tanto su jefe político, el exintendente Ramiro Tagliaferro, publicó ayer una columna en el diario La Nación con su firma.

En esa nota, el dirigente macrista recordó que «Morón tiene 15 Centros de Atención Primaria (8 totalmente remodelados y 2 nuevos), un vacunatorio totalmente nuevo y un hospital municipal». Y reflexionó: «Este sistema podría vacunar a todos los moronenses en 60 días, pero la campaña de vacunación se va a realizar en 8 escuelas de las cuales están funcionando sólo dos».

El oficialismo considera que sacar de los centros de salud a la vacunación contra el Covid es para evitar contagios. Para la oposición, en cambio, es una forma de aparatear el plan. Ya que los efectores del servicio son el gobierno de la Provincia, PAMI y IOMA. Los intendentes no aportan nada, en teoría, aunque los del Frente de Todos participan de la campaña oficial sin pluritos.

«En casi todos los distritos del conurbano las pocas vacunas que llegaron lo hicieron antes que la improvisada organización de la campaña. La Provincia aprovechó su propia desorganización para direccionar algunos lotes hacia sus dirigentes territoriales que los filtraron a sus familias y a sus punteros en los barrios porque los consideraban «estratégicos», apuntó el ex intendente.

Y agregó: Con enorme soberbia el gobernador descartó la capacidad logística y el conocimiento del territorio de los intendentes. No obstante, los jefes oficialistas con mayor espalda pudieron acceder a algunas dosis para sus gabinetes y sus propios territoriales estratégicos».

Un cambio más abajo, ya habían trascendido esta semana los pedidos de informe presentados por los bloques de la oposición: Uno por JxC y otro por los unibloques que conforman el otro sector del macrismo y la UCR más el GEN.

Mientras tanto, el Municipio de Morón destaca que esta semana abrió su cuarto centro de vacunación (la UTN de Haedo) y que marcha primero en la colocación de vacunas si se divide las dosis por cantidad de habitantes en el AMBA.