Fernández visitó el Hospital Bicentenario de Ituzaingó y minimizó el vacunatorio VIP: «Adelantarse en la fila no es delito»

El Presidente, Alberto Fernández, volvió hoy a minimizar el escándalo del «vacunatorio VIP» al insistir en que «adelantarse en la fila no es delito», pese a que la Justicia federal avanza en la casa que investiga el funcionamiento de un sistema de vacunación paralelo al oficial, y por el cual están imputados el exministro de Salud, Ginés González García; y otros cuatro funcionarios.

Desde el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó, donde se vio acompañado por el gobernador Axel Kicillof; la titular del PAMI, Luana Volnovich; y el intendente, Alberto Descalzo, acusó a la oposición de haber «destruido la salud pública».

«No voy a callarme sobre cómo han destruido la salud pública. Ahora hay cola de gente que quiere vacunarse y, si no estuviera este hospital, no sabrían dónde hacerlo», aseveró Fernández, cuando, en rigor, el operativo de vacunación va por fuera del sistema de salud. Aunque es el PAMI el que baja la vacuna para adultos mayores. Del resto se encarga la Provincia, que prefirió montar centros alternativos, como escuelas, universidades y hasta estadios.

Hoy, el Hospital del Bicentenario «sólo atiende casos Covid» y vacuna a los adultos mayores, como admitió anoche el intendente en la apertura de sesiones del HCD, en otra vuelta de tuerca a la promesa histórica de contar con un hospital de mediana complejidad en el sistema municipal. Lleva 26 años.

El nosocomio, ahora más del PAMI que nunca, tampoco estuvo exento al escándalo de las vacunas. Allí se vacunaron y fotografiaron los empleados administrativos de las delegaciones, con la excusa de desempeñarse en un ámbito ligado a la salud como es una obra social. Mismo argumento usado por Moyano y familia. Pero lejos de filtro presentado por la propia cartera de Salud.

«Adelantarse en la fila no es delito», insistió hoy el abogado Fernández, pese a la investigación abierta, por la que hasta el momento fueron imputados Ginés, su exjefe de Gabinete y sobrino Lisandro Bonelli; el exsecretario privado Marcelo Guillé y Alejandro Collia, subsecretario de Gestión de Servicios.

Estos últimos dos fueron los que se contactaron con buena parte de los VIP. Por el momento solo se los acusa del delito de “abuso de autoridad” aunque la calificación podría cambiar. Ante la enorme cantidad de denuncias, el fiscal Taiano circunscribió el caso a “la vacunación irregular llevadas a cabo con dosis Sputnik V, asignadas al Hospital Nacional Posadas”. Todo lo que ocurra por fuera de ese ámbito será investigado por otras tribunales y fiscalías.

Fernández, en tanto, aseguró que en la campaña de «difamación» que hizo la oposición contra la vacuna rusa Sputnik V «se dijeron barrabasadas» que «lograron asustar a mucha gente» al mismo tiempo que lamentó que varios funcionarios públicos, incluidos el presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner, terminaron «en un listado de vacunados VIP, cuando lo único que hicimos fue terminar con la difamación que decía que no era confiable la vacuna».

Desde el Monitor Público de Vacunación se informó que hasta este mediodía el plan tenía 1.357.596 vacunas aplicadas, siendo 1.030.504 personas las que han sido inmunizadas con una dosis y 327.092 con la segunda.

Patrulleros

Un rato antes, gobernador entregó al Municipio 20 patrulleros y 15 motos, para reforzar la seguridad. Con una inversión de $120 millones, se incorporaron 10 vehículos Renault Oroch y 10 Fiat Cronos, en tanto que las motocicletas se destinarán a vigilar los corredores escolares y a operativos especiales.

«El trabajo articulado con la Nación nos permitió realizar una inversión de $37 mil millones para mejorar el equipamiento de la fuerza e incorporar 10 mil agentes a nuestra Policía”, señaló el gobernador. «La seguridad -agregó- se aborda de forma integral, invirtiendo para contar con los recursos necesarios y trabajando junto a la comunidad y los 135 intendentes de la Provincia».