El SEOCA reclama vacunas para trabajadores de comercio, por considerarlos «esenciales» y de alta exposición viral

El Sindicato de Comercio de la Zona Oeste (SEOCA) reclamó al gobierno que los trabajadores del sector sean incluidos dentro del plan de vacunación contra el Covid19 como «trabajadores esenciales», debido a que buena parte de ellos tiene alta exposición al virus y, en el caso particular de los negocios de venta de alimentos, siempre estuvieron de cuerpo presente durante esta pandemia.

El decreto 297/20 firmado el 19 de marzo de 2020 considera a los empleados de supermercados como esenciales. Pero no son prioridad a la hora de la vacuna.

«Hay una relación inseparable entre estos dos conceptos: esencial y vacuna. Sin embargo, habiéndose dispuesto el cronograma de turnos de vacunación, otorgando correctamente prioridad a personas mayores, de riesgo y personal esencial, los trabajadores de comercio observamos con angustia estar aún ausentes del mismo», se quejó el secretario del SEOCA, Julio R. Ledesma.

Y agregó: «La tan mencionada segunda ola de contagios ya es un hecho y nuestros compañeros continúan exponiéndose día a día. Si la aplicación de la vacuna es el camino para salir de la pandemia, entonces los trabajadores esenciales de comercio debemos ser vacunados para poder continuar con nuestras tareas imprescindibles para la comunidad y la economía del país».

Julio Rubén Ledesma, secretario del SEOCA

En tal sentido, el gremio celebró y acompañó el proyecto de ley presentado por el diputado mendocino José María Videla Sáenz (Frente Renovador), «a la vez que exigimos se considere prioritario en el calendario de vacunación a los y las trabajadoras de comercio, en virtud de las razones antes expuestas».

Un proyecto de ley busca prioridad a los empleados de comercio para que sean vacunados contra la covid-19 en Mendoza. El diputado Videla sostiene que el decreto 297 firmado el año pasado por el presidente Alberto Fernández incluía a los empleados de comercio como una actividad esencial.

«Esto implica que los empleados de comercio están expuestos desde el comienzo de la cuarentena a un mayor riesgo de contagio, riesgo que continúa y que se potenciará ante una probable segunda ola de COVID-19 la que, según los estudios realizados sobre las nuevas cepas del virus, es más potente que la que originó la pandemia», asevera.