Precios congelados: La Defensoría de la Provincia y algunos intendentes comenzaron a controlar la lista del Gobierno

El Gobierno afinó los detalles de los operativos que se pondrán en marcha para garantizar el cumplimiento de la resolución que congeló por 90 días los precios de más 1.400 productos de consumo masivo, a la vez que volvió a reclamar la solidaridad de los empresarios para «cuidar el bolsillo de los argentinos».

El asunto fue uno de los ejes de la reunión que encabezó el presidente Alberto Fernández en la quinta de Olivos con funcionarios nacionales, intendentes del Conurbano y los diputados (FdT) Sergio Massa y Máximo Kirchner.

Este mismo viernes se vieron algunos movimientos. El intendente interino de Hurlingham, Damián Selci, que reemplaza al ministro de Desarrollo Social Juan Zabaleta, se mostró en redes sociales durante una vista a un hiper.

«Recién encabecé un operativo de control de precios en el Carrefour de Villa Tesei. Apoyamos las nuevas medidas de la Secretaría de Comercio para cuidar el bolsillo de la gente», escribió el dirigente camporista en su cuenta de Twitter.

En la semana, el gobernador Axel Kicillof, el secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti, e intendentes oficialistas del Conurbano bonaerense acordaron controlar y garantizar el cumplimiento de la fijación temporal de precios máximos establecida sobre los productos de consumo masivo.

La participación de las comunas en el control de precios fue rechazada por varios intendentes de la oposición, al igual que la misma política que persigue evitar aumentos en el precio de algunos alimentos hasta el 7 de enero.

En ese sentido, el jefe comunal de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, aseguró que esta política ya se utilizó en otros momentos y que la misma “no funcionó” para detener los aumentos, sino que es “un parche”.

“Los vecinos dicen que la plata no les alcanza, eso es la inflación”, cuestionó. Y disparó: “El control de precios es irrealizable. No tiene que ver con la voluntad de un Municipio, al margen que quedó demostrado que no ha funcionado”.

Por su parte, Diego Valenzuela de Tres de Febrero, advertió: “No vamos a participar de ningún control de precios militante y no vamos a permitir que nos usen”.

En tanto, la Defensoría del Pueblo bonaerense dio comienzo a su campaña de control de precios acordados por el gobierno nacional con empresas del sector.

El monitoreo que lleva adelante el organismo que conduce Guido Lorenzino desde hace 4 años (deberá pasar a manos de un dirigente de la oposición a fin de año) se centra en una muestra de los 1.432 productos que entran dentro de este programa para la Provincia, entre los que se encuentran lácteos, aceites, harinas, productos de higiene personal y de almacén, entre otros.

En lo que respecta a la canasta de productos de consumo masivo dispuesta por la Secretaría de Comercio Interior, la Asociación de Supermercados Unidos y las cadenas que la integran afirmaron que trabajan para que «el cambio de precios» resultante de la decisión oficial de congelar los valores de 1.432 artículos «se vea reflejado en las góndolas a la mayor brevedad posible».

«En la última semana, las cadenas de supermercados hemos trabajado para la implementación de la Resolución 1050/2021, dispuesta por el Gobierno nacional», afirmó ASU.