El HCD de Morón aprobó el Presupuesto Municipal y el aumento de tasas del 2022, que se hará en dos tramos

El Concejo Deliberante de Morón sancionó ayer, en sesión extraordinaria, el Presupuesto Municipal para el 2022, que fue calculado por el Departamento Ejecutivo en $18.063.536.995. Con una mayor incidencia de obras de Nación, el Cálculo de Recursos y Gastos se incrementó casi en un 65% comparado con el vigente, es decir 15 puntos por encima de la inflación y del aumento de tasas.

La ordenanza del Presupuesto fue aprobada por unanimidad en general, pero con diferencias y observaciones de la oposición. En tanto, el viernes por la noche la Asamblea de Mayores Contribuyentes había aprobado por mayoría la reforma fiscal e impositiva, que establece subas en las tasas del orden del 30% en el primer semestre del 2022, que totalizará un 49.5% en el segundo.

La presidenta de bloque del Frente de Todos, Paula Majdanski, aseguró que «no resulta cómodo hablar de tributos, pero este proyecto tiene como eje la recuperación económica» que viene pregonando el gobierno, entre el rebote post cuarentena y la burbuja monetaria con la que se enfrentó la campaña electoral.

«Este presupuesto 2022 tiene como eje rector un Estado fuerte impulsando el desarrollo, crecimiento e inclusión para todas y todos los moronenses. El monto total tiene una variación real con respecto a 2019 del 106%, la inversión en políticas de Desarrollo Social un aumento 62%, en Producción y Desarrollo local 123%, en Seguridad será de 86%, en Educación y Deportes de 76%”, sostuvo la concejal este sábado, al presentar el plan estratégico de gobierno.

Aunque votaron a favor, los monobloques de Alejandra Liquitay (Juntos por el Cambio Morón) y Sandra Yametti (GEN), observaron que la recaudación genuina municipal no llega a financiar el gasto en personal y recolección de residuos.

«El 57% es recaudación municipal», indicó la única concejal en rechazar la delegación de facultades al Ejecutivo. «Hay un crecimiento del 235% en los aportes de Nación», reconoció Yametti, lo que subió el Presupuesto de Planificación Estratégica a $2.250 millones. Se crea la partida obras edilicias con $151M, que incluyen dos centros de desarrollo infantil, la recuperación de la casa natal de María E Walsh y el proyecto Isla Verde en la Base de El Palomar.

También incrementaron 225% de la partida Fondo de Garantías Deportivo Morón.

La concejal Karina Godoy (FdT) explicó el plan de Desarrollo Estratégico: «El plan ProCreAR, que desarrollará el proyecto urbanístico Arroyo Morón-El Palomar, incluye más de 500 viviendas con diferentes tipologías adaptadas a las demandas familiares generando espacios habitacionales de calidad”, apuntó.

La inversión que se realizará en materia de Salud será de $3500 millones. El debate se focalizó en la Seguridad. El oficialista Claudio Rugna aseguró un aumento de la inversión del 52%, que se verá reflejado en la adquisición de móviles ($40 millones), $70 millones en repuestos, $70 millones en combustibles (móviles municipales como patrulleros), más $50 millones en diferentes componentes para monitoreo vecinal».

«La seguridad, para el Municipio es una cuestión de Estado, vamos a combatir el delito y el narcotráfico porque no somos un estado ausente», concluyó.

No obstante, la oposición cuestionó una merma en el área. «A los corredores escolares, el kirchnerismo lo convirtió en un corredor de fotomultas», se quejó el reelecto Leandro Ugartemendía. «Ejecuten el presupuesto en seguridad», pidió antes que le cortaran el micrófono (estaba en modo virtual y simplemente lo sacaron de la transmisión) por no circunscribirse al expediente.

Al debate por el Presupuesto se llegó con el aumento de tasas garantizado por la actual conformación del Concejo Deliberante, que cambiará el 10 de diciembre. Podría haber entonces un empate. Y hay negociaciones para ver quién se queda con la Presidencia. Ayer, Jorge Laviuzza (FR) presidió su última.

En la Asamblea del viernes, la reforma fiscal e impositiva fue sancionada con el voto afirmativo de 13 concejales y 18 contribuyentes, contra 10 en contra de los concejales de la oposición (bloques de Juntos, UCR más el GEN).

Para el macrismo el aumento era un «abuso». El oficialismo mantuvo la «tasa Covid», creada durante la crisis financiera de la cuarentena, pese a que «no esperamos otra ola». También aumento la Tasa Aeroportuaria, pese a que el Aeropuerto de El Palomar (funcionó como Low Cost entre 2018 y 2020) fue cerrado para operaciones comerciales por el gobierno de Alberto Fernández.

El radicalismo cuestionó que se tocaran las alícuotas de la tasas, porque podría «distorsionar» los valores que pagan propiedades, industrias y comercios.