Entre denuncias y desmentidas de despidos, vuelve la interna de ATE en el Hospital Posadas

La grieta en el sindicalismo y la interna en el Hospital Posadas son un clásico. Ahora sectores kirchneristas salieron a denunciar al jefe de ATE Gran Morón, Darío Silva, de pactar con la nueva Dirección. La semana pasada el oficialismo realizó una asamblea junto al director de Recursos Humanos.

Las diferencias entre las distintas agrupaciones que militan en el nosocomio no son novedad y hasta sufren de mala memoria. Los divide, como siempre, la posición frente al Gobierno, la rosca y las variables de ajuste. El 17 de noviembre la lista Verde, que lidera ATE Seccional Morón y tiene sede en un chalet del predio de Villa Sarmiento, realizó una nutrida asamblea en la que se definió la movilización sin paro el próximo 6 de diciembre.

Pero tras la votación, el director de Recursos Humanos del Hospital, Ignacio Leonardi, se hizo presente para evacuar dudas, en medio de un conflicto por despidos y el horario de la guardia nocturna de enfermería. “Hace pocos días salió en televisión una placa tendenciosa que decía que en el Hospital habría 600 despidos y otros tantos en la administración pública. No puedo responder por toda la administración pública nacional pero sí por el Posadas. Nuestra política no es tirar gente por la ventana y lo hemos demostrado desde que asumimos la gestión”, aseguró.

El funcionario agregó: “Bajo ningún punto de vista van a aparecer 600 telegramas de despidos. Queremos que todos tengan la tranquilidad que mañana todos van a venir a trabajar”, sostuvo.

Luego de responder diferentes preguntas Leonardi dejó en claro que  “Darío Silva representa a más de 1500 compañeros y somos conscientes de esto”.

Al finalizar esa asamblea se hizo la presentación formal de los candidatos a delegados de cada sector, para la elección del próximo 20 de diciembre.

Acuerdos por un lado, elecciones por el otro. La histórica interna en ATE volvió a estallar. Silva fue un referente kirchnerista, pero se enfrentó a los cambios en el Hospital bajo el gobierno de Cristina y terminó pactando con la administración macrista para que no tocaran a su gente, tras el revoleo de ingresos y despidos de la transición Kirchner-Macri. A esta altura del año, en 2015 muchos empleados de Morón se pasaban al Hospital, en ambos casos bajo la conducción del sabbatellismo. Sin conocer caso por caso, la nueva gestión enviaba 1200 telegramas. Echó a la mitad.

Perseguidos

Ahora sectores opositores ultra K y de izquierda denuncian nuevos despidos. H0y se presentó una nueva agrupación en ATE. La “Yo soy Germán”, en otro homenaje a Abdala. La presentación se hizo en la sede del sindicato de la Sanidad en Morón, aunque ni su secretario, Víctor D’Andre, ni Pablo Micheli, que estaban invitados, se hicieron presentes. La conferencia la llevaron adelante Manuel Trimboli (ATE Hospital Posadas) y Dora Martínez (ATE Capital y CTA Autónoma), junto a otros referentes de la Lista Verde y Blanca de la Asociación de Trabajadores del Estado.

“Esta agrupación tiene un objetivo: discutir la crisis profunda de la Verde de ATE”, apuntó Trimboli. “No sólo enfrentamos el autoritarismo. Estamos en un hospital militarizado, con cámaras, gendarmes, que expresa lo que piensa el Gobierno: Quieren enfrentar la crisis social a palos. Hay un achicamiento muy serio en cuanto a las libertades sindicales. Despidieron gente que estaba en la lista con 18 ó 20 años de antigüedad”, agregó.

Luego de marchar ayer a Congreso, en oposición a los acuerdos de la CGT y el pejotismo del interior, Trimboli advirtió que “vamos a seguir la construcción política, que algunos compañeros olvidaron. Se la vamos a hacer recordar en la calle”.

Por su parte, Dora Martínez se sintió perseguida y recurrió a los casos de violencia en el Sur para justificar sus temores. “Este poder es un poder hegemónico que desprecia nuestras vidas y las mata. Por eso existió un Santiago Maldonado y por eso existió un Nahuel”, dijo.

“Vienen por nosotros. Por eso necesitan estas reformas, que da vergüenza a aquellos que las votan. No respetan a quienes los han votado. Debieron haber votado en contra. Sólo defienden a la clase que nos gobierna, que es la oligarquía”, concluyó.

Otro dirigente apuntó contra Silva: “Era muy fácil ser combativo cuando estaba Cristina”. No habrá querido aludir, de seguro, al momento en que la barra del Deportivo Morón llegó en auxilio del ex jefe de la unidad presidencial Donato Spacavento, a quien el personal no dejaban ingresar al nosocomio por la muerte de un enfermero y las condiciones laborales. Fue hace menos de tres años. Todavía hay pintadas que lo recuerdan.

Silva dirigió la última asamblea de ATE en el Hospital

Silva dirigió la última asamblea de ATE en el Hospital

Both comments and pings are currently closed.

No se permiten comentarios.

Powered by WordPress***Diseñado por D.A.I Diseño Web Profesional
twitter-widget.com

Hit Counter provided by shuttle service from lax