Disponen el cierre de “Felices los Niños” y detienen a su interventor durante una protesta

El interventor de la Fundación Felices los Niños, Juan Manuel Casolati, quedó detenido ayer por la Policía al momento que participaba de una manifestación de empleados de esa Fundación en contra de la liquidación de la entidad que dirigió el sacerdote Julio Grassi, dispuesta por la Provincia.

“Casolati fue detenido por “instigación pública a cometer delito” informaron a Télam fuentes de la Fiscalía número 4 del partido bonaerense de Morón

“A las 10.50, Casolati fue aprehendido por personal policial y el juez de garantías número 2 de Morón, Ricardo Fraga, tiene 24 horas para resolver si dispone la detención o la libertad”, , detallaron los voceros, quienes informaron que la comisaría que interviene es la de tercera de William Morris

La Justicia dispuso la “intervención liquidadora” de la Fundación que dirigía el sacerdote Julio Grassi, por el término de seis meses, a raíz de diversas irregularidades administrativas, lo que es el paso previo al cierre definitivo, que estará a cargo de la Dirección de Personas Jurídicas.

La detención de Casolati fue solicitada por instigación pública al delito contra otra persona o institución, tipificado en el artículo 209 del Código Penal, que establece penas de dos a seis años de prisión, “según la gravedad del delito y las demás circunstancias establecidas en el artículo 41”.

La intervención de Felices los Niños, que es de un plazo de dos años, se hizo luego de encontrar serias falencias administrativas y de gestión: desde 2008 la institución no presenta información contable, balance ni memoria de los $ 18 millones que la provincia le entrega por año.

La Dirección de Personas Jurídicas, que depende del Ministerio de Justicia bonaerense, decidió que una comisión liquidadora intervendrá en la fundación que presidía el cura Julio César Grassi antes de quedar preso por abuso sexual agravado y corrupción de menores.

Los interventores, que desplazarán a Casolati serán los abogados Ramiro Colombo, Paula Expósito y Pablo Grillo.

Tras esto, Casolati había denunciado que detrás de la medida del Ejecutivo bonaerense había “intenciones espurias”. Luego, como protesta contra la medida del gobierno provincial decidió hacer cortes de calles y marchas al centro de Hurlingham.

Casolati venía siendo intimado por la Provincia a presentar información financiera de la fundación. A principios de año, pidió cuatro meses para entregar un informe. Nunca cumplió. Tampoco permitió que personal del gobierno ingresaran a la fundación para realizar controles y verificaciones.

La Fundación, que cobija a 1.500 chicos, recibe un millón y medio de pesos por mes del gobierno de la Provincia. Pero desde 2008 no presenta balances.

Según Casolati, los libros se habían perdido en la Fundación, un incumplimiento a los ojos del Ministerio. Y luego denunció que la entidad estatal que debería dar los fondos para que los niños de Felices Los Niños vivan simplemente dejó de pagar. Dijo que apelará la decisión de la Justicia provincial.

138_1497607024

Both comments and pings are currently closed.

No se permiten comentarios.

Powered by WordPress***Diseñado por D.A.I Diseño Web Profesional
twitter-widget.com

Hit Counter provided by shuttle service from lax