Descalzo lanzó el operativo para heredarle a su hijo mayor el gobierno municipal de Ituzaingó

los-descalzo-copy

Luego de 22 años al frente del municipio, Alberto Descalzo comenzó el operativo sucesión. El objetivo es que su hijo Pablo, actual presidente del HCD, lo reemplace al frente del Departamento Ejecutivo. Para eso buscará un cargo legislativo, dejarle el municipio y así abrirle camino para 2019.

Esto que no es ninguna novedad en el mundillo político local quedó más que claro en una nota publicada por el diario El Día de la Plata, en la que el jefe comunal expresa la necesidad de un “trasvasamiento generacional”. Un eufemismo, en este caso, para referirse a su desgastada imagen y a su deseo de que alguien de su misma sangre continúe con el reinado que construyó a partir de 1995, cuando Ituzaingó se dividió de Morón.

Desde entonces ha ganado una elección tras otra, aunque en las dos últimas no le fue bien. Perdió en 2013 y es un secreto a voces que en 2015 consiguió que su amigo Osvaldo Marasco vendiera el triunfo de Cambiemos. Las denuncias de fraude fueron descartadas ante el 9% de votos en blanco.

La gestión descalzo no tiene otra vuelta de tuerca que dar: incluyó a todos los rivales internos, a empresarios del distrito, a sabbatellistas y a camporistas. A su vez ascendió a su gente de confianza a cargos provinciales o nacionales. Pero, fundamentalente, se encargó de colmar el gobierno de su familia: sus hijos, sus hijos postizos, su mujer actual, su nuera y al yerno, son sólo algunos de los casos que saltan como ejemplo.

Pero a pesar de todos los cambios Descalzo ya avisó que este es su último mandato. Aunque no acusa jamás recibo de las críticas sobre su gestión.

“Algunos me dicen que soy el mejor intendente de la historia”, dijo a El Día, donde recordó los gobiernos de Menem, Duhalde, Néstor y Cristina Kirchner.

La versatilidad de Descalzo lo zafó de que el cambio o la interna se lo lleve puesto como a sus compañeros Raúl Othacehé, Mariano West o Luis Acuña, en 2015. Pero quedó pendiente de un hilo, de un estornudo. No hay obra en el distrito que no paguen Nación o Provincia. Pero se puede dar el gusto de robarse los carteles, al punto de considerar que el municipio presta el servicio de agua corriente. Un artilugio para despegarse de AySA.

Complaciente, el matutino platense explica que el intendente impulsará un “trasvasamiento generacional”. Y publica que “algunos dirigentes locales piensan que el jefe comunal promoverá a su hijo Pablo incluso dejándolo a cargo del municipio si decide postularse como candidato a senador provincial este mismo año”. El operativo está en marcha. Mientras unos juegan a hacer un País o al ring raje, Descalzo ya fue y vino 5 veces.

Both comments and pings are currently closed.

No se permiten comentarios.

Powered by WordPress***Diseñado por D.A.I Diseño Web Profesional
twitter-widget.com

Hit Counter provided by shuttle service from lax