El Concejo de Morón rechazó la Rendición de Cuentas municipal, pero aprobó transferencias

foto-2-1

Luego de cinco horas de debate, el Concejo Deliberante de Morón rechazó por 14 votos a 10 la Rendición de Cuentas del primer año de gestión de Ramiro Tagliaferro. Los bloques kirchnerista, renovador y socialista criticaron el gasto, aunque el FPV acompañó al final la transferencia de partidas.

El concejal kirchnerista José María Ghi (hermano del ex intendente de Morón, desplazado del bloque el año pasado) se quejó de “la rotación de insumos en el Hospital, falta de personal como neonatología, falta de firma de concurso de profesionales, sin nombramientos. Y paralización de la obra”.

Pero fue el presidente de la comisión de Salud, el massista Jorge Laviuzza, quien profundizó en ese área. También cuestionó el uso de la caja chica, que, a su criterio, “se utiliza como sobresueldo”. En ese sentido, apuntó al principal asesor de Tagliaferro: el jefe de Gabinete, “Charly” Rebagliatti.

Rechazada la Rendición por el FPV, el Frente Renovador y el socialista Favio Martíenz, la concejal sabbatellista Florecia De Luca advirtió: “No tenemos dudas sobre el origen de los fondos”, para respaldar el traspaso de recursos entre partidas presupuestarias. Esa votación fue 18 a 6 a favor (FR y PS en contra). De todas formas, tampoco se convalidaron los convenio suscriptos en el 2016 “porque los desconocemos”, apuntó De Luca.

La jefa de bloque de Cambiemos, Analía Zappulla, cuestionó a la gestión anterior y aseguró después que “la oposición necesita que nos vaya mal”.

Según los números oficiales, el 2015 dejó $175 millones de deuda, que sería “cancelada en un 95%” por la gestión de Tagliaferro. El último año de Ghi dejó “un déficit de menos $21 millones”. El Ejecutivo informó un superávit de $116 millones en 2016. La oposición lo acusó de subejecutar partidas.

“Encontramos al asumir la Cuenca Boquerón paralizada. Invertimos $36 millones. Los vecinos ya no se inundan y en los próximos días se inaugura la obra. La otra obra hídrica de magnitud es la Cuenca French Azcuénaga. Finalizaremos la segunda etapa y el año próximo será la tercera. Firmamos un convenio con Aysa para terminar con agua y cloacas en 2019, por 11 mil millones de pesos”, resumió la informante del bloque.

El Frente para la Victoria centró su exposición en el tema de seguridad, un caballito de batalla del intendente: “La gestión PRO no usó la mitad de los fondos disponibles, de $122 millones presupuestados sólo gastó 66 millones”, destacó. Por el mismo camino se manejó la bancada del massismo.

“No podemos votar una Rendición de Cuentas que marca que no se hizo ni la mitad de lo prometido en áreas como seguridad y salud y que está llena de irregularidades que vamos a denunciar. Nosotros no votamos y después denunciamos”, sostuvo el titular de ese bloque.

En respuesta, el concejal de origen PRO Juan Nardo apuntó: “En un año y medio estamos haciendo lo que nadie hizo en los años anteriores. ¿No se les ocurrió modernizar la central de monitoreo, o poner en funcionamiento todas las cámaras de seguridad, o colocar postas policiales en puntos que eran usados como escape por delincuentes?”.

Otro contrapunto se generó con la pauta oficial. El concejal Diego Spina, ex jefe de Prensa del sabbatellismo, recordó la ordenanza que se votó en 2011 y que regula el reparto de la publicidad. Aseguró que el Ejecutivo “viola en forma flagrante”. Y acusó la contratación de publicidad en medios como Ambito Financiero, por $480 mil, o publicidades “no emitidas”, en Crónica TV.

“Contrataban a la firma Aleco, un bolsero que repartía la plata entre los medios afines al gobierno kirchnerista. ¿Nos quiere decir que tenemos que contratar al profesuli Romero (dueño del Diario de Morón) a quien le dieron 13 expedientes por un monto de $333.000?”, recusó Zappulla.

“Observamos una fuerte subejecución del presupuesto en áreas sensibles como seguridad y políticas sociales, falta de información sobre el destino de esos fondos que no se invirtieron, una mentira para mostrar que invierten más con un presupuesto ficticio y sobreprecios en las compras”, destacó el jefe del FPV, Hernán Sabbatella. Y agregó: “Además, el Gobierno Local escondió datos y negó el acceso a los principales expedientes”.

 

Both comments and pings are currently closed.

No se permiten comentarios.

Powered by WordPress***Diseñado por D.A.I Diseño Web Profesional
twitter-widget.com

Hit Counter provided by shuttle service from lax