El Gobierno apura las obras para lanzar, en enero, los vuelos “low cost” desde El Palomar

El Ministerio de Transporte de la Nación trabaja contrarreloj en la Base Aérea de El Palomar para tener lista en enero la terminal que habrá de utilizarse para la primera aerolínea low cost que operará en el país. La empresa Flybondi anunció la venta de boletos para dentro de pocas semanas.

La primera Base de la Fuerza Aérea, ahora convertida en un aeropuerto mixto (civil y militar), se está reacondicionando, aunque en principio utilizarán parte de las instalaciones que fueron usadas en 2010 cuando tomó algunos vuelos de Aeroparque, que había cerrado por obras de remodelación.

Ese es el mejor antecedente que tiene el Gobierno, ante la resistencia del kirchnerismo, que ahora pretende frenar el proyecto vía judicial y ante una “jueza delivery”, dicho en los términos de su propia jefa política, como es la titular del Juzgado Federal 2 en lo Civil de San Martín, Martina Forns.

Flybondi, la primera empresa que volará desde Palomar bajo el sistema de bajos costos, trajo su primer avión, un Boeing 737-800, para 89 personas, en asientos iguales. Arrancará con sus vuelos desde Córdoba, pero espera despegar desde la Base Aérea para la última semana de enero.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, lo confirmó hace una semana en la conferencia anual de la Latin American and Caribbean Airlines (ALTA). La Fuerza Aérea recibió un pedido para desafectar ocho hangares, el Casino de Oficiales y hasta la zona de la pileta y los quinchos.

Todas estas instalaciones se ubican dentro de la Base, cercanas a las vías del ferrocarril San Martín, donde acondicionan el lugar para los futuros pasajeros. Allí ya volcaron 252 metros cúbicos de hormigón, que equivalen a 350 metros cuadrados de plataforma.

“Hay tres partes de obra en El Palomar. En enero estará la terminal temporaria, que funcionará más o menos hasta junio. Va a tener una capacidad de hasta tres vuelos en simultáneo, con tres salidas a la misma hora. Vamos a tener un espacio de check-in con cinco mostradores y un salón para 300 personas sentadas”, adelantó Julián Cook, CEO de Flybondi, al diario Clarín.

La segunda fase (desde julio) va a ser en la zona de hangares, que van a transformar la terminal y por la que podrá pasar hasta un millón de pasajeros al año.

Una tercera etapa será la construcción de una nueva terminal frente a la pista actual, que se usará en 2018 y luego quedará para los militares. Ponen como ejemplo el aeropuerto de Mendoza, donde la pista separa el edificio militar del comercial. A diferencia de Aeroparque y Ezeiza, El Palomar –que sería identificado con las letras EPA– no tendrá mangas, lo que implicará un ahorro para las aerolíneas.

La operación del lugar estará a cargo de la empresa Aeropuertos Argentina 2000, también concesionaria de Ezeiza y Aeroparque. Esta semana le renovaron los contratos hasta 2028.

“La fecha que tenemos para volar desde El Palomar es la última semana de enero. Apenas esté abierto vamos a volar desde Córdoba a El Palomar, y con el segundo avión desde El Palomar a otros destinos. Mientras, desde Córdoba vamos a ir a Mendoza, Bariloche, Iguazú, y también desde Mendoza a Bariloche e Iguazú, que hoy no existen”, aclara Cook.

Su empresa ya cuenta con 140 empleados. El primer avión partió el martes desde Alaska a Los Angeles, e hizo escala en Costa Rica para llegar a Córdoba. Aseguran que a principios de enero llegará la segunda nave, y entre fines de ese mes y principios de febrero arribarán dos más.

“Va a tener un impacto positivo para la zona de El Palomar. Tomé muchas veces el San Martín y es más cómodo que manejar, en especial fuera del horario pico. Son 39 minutos de Retiro y 32 de Palermo, una alternativa muy atractiva y muy barata, sólo por $ 8”, agrega Cook, entusiasmado.

A su vez, el fin de semana Norwegian, una de las aerolíneas low cost más grandes del mundo, confirmó que desde febrero volará en el país y sus operaciones de cabotaje las hará desde El Palomar.

Ubicada a pocos metros de la Autopista del Oeste por la calle Derqui, la Base de El Palomar fue una de las que sedujo a Flybondi por la accesibilidad y ahora se sumó la empresa noruega. Pasan varias líneas de colectivos que van a la estación de Morón, Haedo y Ramos Mejía. Además del ferrocarril San Martín.

A partir del avance en las obras y el interés de más aerolíneas, los taxistas de Morón pedirán al Concejo Deliberante una nueva parada en la Base, para unos 20 vehículos.

En cambio, concejales de Unidad Ciudadana y el massismo de Hurlingham aprobaron una ordenanza en la que rechazan los vuelos civiles desde El Palomar porque aseguran que afectarán a los vecinos del distrito. También iniciaron acciones judiciales vecinos de una organización ambientalista.

En noviembre de 2010, la Base Aérea de El Palomar funcionó durante 45 días como anexo de Aeroparque, que había sido cerrado por obras. En ese momento los hangares militares fueron reacondicionados y recibieron pasajeros de las aerolíneas Pluna, Sol, Andes y BQB (Buquebus). Operaron un total de 56 vuelos diarios. En ese momento el kirchnerismo aplaudió, mientras aprobaba construir viviendas en la Base de Morón Sur.

“Las aerolíneas quedaron muy contentas con El Palomar, a diferencia de los que se trasladaron hasta Ezeiza, donde fue un caos”, recordaron en el Organo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA).

Para que funcione durante ese mes y medio, destinaron personal de PSA, Aduana y Migraciones, porque incluía la ruta internacional a Uruguay.

Both comments and pings are currently closed.

No se permiten comentarios.

Powered by WordPress***Diseñado por D.A.I Diseño Web Profesional
twitter-widget.com

Hit Counter provided by shuttle service from lax