Granados inauguró los nuevos Comandos, con críticas alusivas a la reforma de León Arslanián

El ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, inauguró los Comandos de Prevención Comunitaria de Morón e Ituzaingó, y aseguró que «es ni más ni menos que rememorar aquel Comando de Patrullas que no entiendo por qué se disolvió». Esperan nuevos móviles. El ministro hizo un tour esta semana por ocho distritos adonde lanzó el nuevo comando, aunque recién salieron las primeras órdenes de compra para dotarlos de móviles 0km (camionetas Ford y Toyota). Ayer le tocó Ituzaingó; hoy Morón y Pilar, siempre junto a los intendentes. «Es ni nada más ni nada menos que rememorar aquel viejo comando de Patrullas que no entiendo por qué se disolvió. Quienes somos hombres de edad lo añoramos. Cuando pasaron la prevencion a las comisarias los móviles un día lleva expedientes, otro día va a una cancha y cuando le queda tiempo cuida a los vecinos. Este comando es exclusivamente para eso. No pueden hacer otro cosa: correr a los delincuentes», sostuvo Granados en Morón. Curiosamente, sin nombrarlo, aludió y castigó a la reforma de León Arslanián, quien en 2005 disolvió los comandos (dejando una flota operativa mínima) para dotar de móviles a las comisarías; además creaba las jefaturas distritales, en un plan de descentralización que comenzó a fines de los ’90 y que contaba con el respaldo de la izquierda peronista que hoy milita en el kirchnerismo. Granados, vaya paradoja, elogió al intendente de Morón, Lucas Ghi, por comprender «interpretar y pensar las mismas cosas que yo sobre seguridad». El dirigente de Nuevo Encuentro concentró su discurso de esta mañana, en la vieja sede del Comando en Castelar (está la Jefatura de Policía Distrial), en la inversión que el municipio realizó para remozar las instalaciones y afectar un edificio construido en Haedo (que al no ser usado por la PB2 servirá de subcomando de la CPC). En teoría, Morón tendrá 42 móviles flamantes para el Comando, con 450 hombres destinados a las tareas de prevención. En Ituzaingó serán 33 vehículos para sus 11 cuadrículas. En cada comuna hay un jefe del CPC que responde a una jefatura que depende de la Policía y del Ministerio. «El CPC es antiburocrático. Son 40 jefes en 40 distritos, 2 coordinadores y un comisario general como jefe. Hoy no hay burocracia, hoy hay un compromiso de estar cerca de los vecinos”, dijo en Ituzaingó el ministro. Y agregó: “hemos comprado 1500 móviles nuevos que en 100 días estarán puestos al servicio de los municipios”. El CPC de Ituzaingó que tiene su sede en el distrito de Ituzaingó en Henry Dunant 1560 y su teléfono es el 4661-5812. El Comando de Patrulla Comunitaria ubicado en Máximo Paz 555. “Seguimos trabajando para reforzar la seguridad en todo el partido con esta iniciativa que va a garantizar una mayor presencia en las calles y más móviles desarrollando tareas preventivas en todo el territorio”, dijo Ghi. – ¿Qué diferencia hay con el viejo comando?- preguntó Un Medio a Granados. – La primer diferencia con el comando de patrullas es la agresividad del delito.  Recuerdo que el delito hace 20 años no tiene nada que ver con el actual, ahora necesitamos de la ayuda de todos, trabajar en conjunto. El intendente tiene la misma idea que yo, de poblar las calles con prevención. – ¿Quiénes se van a ocupara de las diligencias de las comisarías? -¿Qué es más importante? Primero, la prevención; después vemos cómo hacemos las tareas administrativas. Antes era al revés. Hoy es lo primero. El día que veamos uno de estos móviles en un partido de fútbol de Morón es un escándolo. Nosotros estamos para cuidar a los vecinos. De lo otro que se arreglen(…) Esta noche tienen que notar la diferencia. Antes los agentes estaban uno de la Buenos Aires 2, el otro…. no estaban donde debían. Ahora sabemos que tienen que venir y salir a patrullar en el móvil y ya sabemos quiénes son. – ¿El proyecto Policía Comunal tiene financiamiento garantizado? – El proyecto sale la semana que viene con financiación automática, por cantidad de hombres. Paga la Provincia. En ese sentido, Ghi aseguró que la plata llegaría a las comunas por coparticipación, pero también por fondos afectados. El proyecto pasó ya por tres comisiones con acuerdo de las fuerzas peronistas y la centroizquierda en contra. Podría estar en marcha «en nueve meses».]]>