Scioli incluye escuelas a la jornada extendida, pero recorta comedores: le apuntan los gremios

Mientras que UDOCBA y las seccionales de izquierda del SUTEBA volvieron a parar este miércoles 16, la Federación de Educadores de Bonaerense ratificó la posibilidad de realizar una medida de fuerza tras el receso escolar, de no mediar una respuesta del gobernador, Daniel Scioli, al que acusan de incumplir con el acuerdo firmado en marzo. “No se trata de una reapertura de las negociaciones sino la continuidad de la comisión técnica salarial, que fue la condición por la cual en marzo de aceptó la propuesta tras los 17 días de paro”, declaró Mirta Petroccini (FEB). “Luego del cierre de conflicto de principio de año se firmó un acuerdo paritario que a hoy está incumplido en la mayoría de sus puntos. En el sindicato estamos en un momento de debate interno, previendo la situación para después del receso invernal”, apuntó el secretario de Comunicación de Suteba Morón, Pablo Gener. Por supuesto, la Provincia avisó que descontaría los días de paro y lanzó un tibio anuncio sobre la extensión de las escuelas de jornada extendida, en las que sí se asegura un servicio alimentario que fuera recortado en junio. Por el acuerdo con el Ministerio de Educación de la Nación, 127 escuelas se sumarán al régimen de 35 horas semanales de clases, que incorporan más horas de educación física, artística y de informática. Daniel Scioli anunció que a principios de 2015 se sumarán otros 100 establecimientos a este sistema de educación ampliada. Los gremios y la oposición recordaron que la jornada extendida estaba contemplada en la ley de Educación de 2006, que establecía para 2010 un piso del 30% de servicios con doble jornada. “Todas las resoluciones tienen que ver con el financiamiento que puede bajar de Nación. Hay que hacer una reforma tributaria integral en la Provincia para concretar este 30% de escuelas de jornada completa. Una Provincia que no puede pagar las obras, los transportes escolares o garantizar el alimento no se puede lanzar a cubrir ese porcentaje ahora”, apuntó Gener.   No pongas los platos Los reclamos gremiales incluyen la situación de los comedores escolares, que sufrieron un recorte del 25 al 30% en junio, con un aumento del mismo orden del valor nominal por cada cápita. En Morón la medida afectó a 6.600 chicos que estos últimos dos meses dejaron de recibir su desayuno, almuerzo o merienda. En Suteba aseguraron que aunque “se sintió fuerte en Morón, se logró revertir la situación a como estaba antes”. No dicen lo mismo en el Consejo Escolar, que maneja esos fondos, y que recorre La Plata sorteando todo tipo de trabas. Tal como explicó la vicepresidenta del Consejo, Mabel Mesa, en la pasada edición, se llegó a un acuerdo con la Dirección del Servicio Alimentario Escolar (SAE) por el cual se aseguraban los cupos para las escuelas primarias de jornada extendida, las especiales y de formación laboral, pero se perdían todas las escuelas secundarias. No se informó a este diario cuántos cupos, en definitiva, perdería Morón. De todas formas, el acuerdo “no se ha cristalizado aún”. Es que la distribución de los cupos, que se publica en una página digital, no estaba online. “Nos prometieron que todo estaría solucionado para agosto”, dijeron en el Consejo. “El sistema puede tener un retraso, pero lo que nos interesa es el pago a proveedores, que la comida esté en las escuelas”, explicó Gener. En ese sentido, consejeros de Nuevo Encuentro informaron que la Provincia había depositado el SAE de abril, mayo y junio. De hecho, tuvieron más suerte que en Ituzaingó, donde sus pares del massismo afirman que ni siquiera están al día con los pagos. En su caso, para peor, apoyaron un recurso de amparo que la Justicia avaló con una medida de “no innovar” en aquel distrito, pero la Provincia no acató.]]>