Ante estudiantes de la UM, Redrado dijo que el problema argentino "es la falta de gestión"

El ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, ofreció una charla ante estudiantes de Ciencias Económicas de la Universidad privada de Morón y les pidió desempeñarse en áreas públicas y no sólo en el ámbito privado porque, sostuvo, el problema argentino es la incapacidad de gestión. El rubio licenciado en Harvard y actual profesor de la UCA es uno de los principales asesores económicos del massismo, que en Morón lo recibió con una charla en un local de Machado al 600, en el que confluyeron los concejales Martín Marinucci y Jorge Laviuzza, el gastronómico de «Tercera Posición» Domingo Bruno y varios otros dirigentes, incluido Gustavo Peralta, el anfitrión. Luego se sumó la ex diputada Marina Cassese. Ya en la UM, Redrado intentó explicar las causas del problema económico: «En 2010 decíamos que los dólares eran de todos y que no había que mal gastarnos. El principal problema argentino en el corto plazo es que el Gobierno se quedó sin dólares. No porque sea importante atesorarlos sino porque el sistema productivo compra las partes en el exterior. Un 70% de las piezas de un auto vienen importados». «Las deudas que hay por piezas y partes de autos son de 2500 millones de dólares. Lo podemos llevar a la industria química, metalúrgica o cualquier otra. Sin eso no se puede haber producción y empleo», explicó. Luego se refirió a la detención de «los tres motores» de la economía: «el consumo, la inversión y la exportación». «Con la devaluación cayó el salario real desde el último trimestre del año pasado, porque va detrás de la inflación. La falta de producción, destruye el empleo. La falta de dólares se traduce en mayor presión cambiaria. Vamos a vivir 6 meses complicados, porque el Gobierno no tiene los dólares para poner la rueda en movimiento», dijo. Sin embargo, consideró que «en marzo comienza otro momento, el tiempo electoral, que empieza a ver un nuevo horizonte. Allí estará la decisión de qué tipo de país queremos». «Lo que queremos es una provincia para vivir mejor, segura, tranquila. Se necesita una Provincia que invierta más. Para eso hay que incorporar tecnología. Hay muchos policías de escritorio. Con tecnología se puede tener los datos de una persona en dos segundos. Se necesita infraestructura, financiamiento, credibilidad. Argentina tiene cerrado el crédito del Banco Mundial, a largo plazo y a bajas tasas». Redrado pidió «no el crédito para el gasto corriente, sino para obras». Y como en los buenos años de su paso por el BCRA, sostuvo que «el tiempo que viene es el tiempo del trabajo. Aquellos que tienen una mano de obra calificada como ustedes y aquellos que no han tenido la suerte de ustedes de haber asistido a una universidad. Hay que ponerlos a trabajar, con un gran plan de obra y de vivienda para dar trabajo digno, que es el ordenador social». A los estudiantes les pidió que «tengan en su carrera la posibilidad de estar en la cosa pública, porque nos falta buena gestión; no hay capacidad de gestión». «Hay 135mil millones de pesos para gastar en la Provincia y la calidad de vida se deteriora porque no hay equipos que sepan invertir los recursos». «Es tal el grado de improvisación – afirmó-, que hay siete buques cargados de gas frente al Puerto de Bahía Blanca porque no tenemos dólares para pagarles. Cada uno cuesta 50 millones de dólares. Hoy somos importadores netos, y pagamos el gas más caro del mundo. Viene el gas en barcos, en forma líquida, y lo tenemos que regasificar. Es la síntesis de la Argentina: ña falta de inversión, de previsión y el dilapidar la plata».]]>