Diputados definen como "servicio público" la recolección diferenciada y expropian Donnelley

La Cámara de Diputados bonaerense dio media sanción a un proyecto que declara como Servicio Público a la Gestión Social para la Recolección Diferenciada de Residuos en la sesión del miércoles último, en la que también se expropió la empresa Donnelley, que pasaría a manos de sus trabajadores. La iniciativa de la diputada Karina Nazabal (FpV) plantea formalizar la Gestión Integral de los Residuos Urbanos en la provincia de Buenos Aires, permitiendo la recuperación de materiales reciclables y reutilizables en concordancia con los principios establecidos en la Ley provincial N° 13.592. El proyecto de Ley establece entre sus puntos principales que el sistema público de gestión social para la recolección diferenciada estará a cargo de Cooperativas de Recicladores Urbanos. La diputada sostuvo que “son los cartoneros y recuperadores quienes con su trabajo diario, reducen toneladas de material que no debería ser enterrado, material que puede y debe ser reutilizado o reciclado”. “Hoy los diputados y diputadas visibilizamos el trabajo genuino y no remunerado de miles y miles de cartoneros y cartoneras en nuestra provincia, y con esta media sanción damos un paso importantísimo en el reconocimiento al servicio público que brindan, legislando para garantizar su trabajo y sus saberes”, finalizó la legisladora. En otros asuntos, la Cámara presidida por Horacio González convirtió en ley el proyecto de ley presentado por Alberto España (FPV) para instituir el carné Joven Bonaerense, destinado a estudiantes de 18 a 25 años beneficiarios del Programa Nacional de Respaldo a Estudiantes Argentinos (PRO.GRE.SAR). Una vez reglamentada la norma, podrán acceder a descuentos en diversos rubros, entre los que se encuentran comercios y entidades públicas y privadas adheridas en todo el territorio bonaerense. El detalle previsto contempla cursos de formación y capacitación en oficios, artes, tecnicaturas, idiomas; salud y bienestar; clubes deportivos; teatros, cines, museos, parques, restaurantes y actividades de recreación y esparcimiento; servicios y productos varios tales como alimentos, indumentaria, librerías, jugueterías; telefonía celular y acceso a las nuevas tecnologías; y turismo interno. Por último, se aprobó y giró al Senado un proyecto de ley presentado por Christian Castillo, del Frente de Izquierda y los Trabajadores, para expropiar la empresa Donnelley -ex Atlántida- y ceder su administración en favor de una comisión designada por los propios empleados de la firma.]]>