Di Tullio y Stolbizer, con hipótesis cruzadas, sobre la sospechosa muerte del fiscal Nisman

Las diputadas moroneneses Juliana Di Tullio (FPV) y Margarita Stolbizer (GEN-UNEN) salieron este lunes a marcar opinión respecto de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman, quien fue hallado muerto en su departamento el día previo de aportar a los legisladores las pruebas de su denuncia por encubrimiento contra la Presdenta por el caso AMIA.  Sólo coincidieron en marcar las presiones que recibió la víctima por este caso.

Nisman, de 51 años, adquirió experiencia como fiscal en los tribunales  de Morón y participó entre 2001 y 2003 en el primer juicio de la causa por el ataque terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que causó la muerte de 85 personas en 1994.

«Hoy es un día de duelo, frente a un crimen que causa grave daño para la democracia argentina. Como si el tiempo no hubiera pasado y el atentado a la AMIA hubiera dejado una nueva víctima», reza el comunicado emitido desde FAU UNEN esta tarde y presentado por los presidenciales Julio Cobos y Hermes Binner.

Stolbizer fue la primera en hablar . «Es difícil disociar esta muerte de la denuncia que Nisman había hecho contra la Presidenta de la Nación, su Canciller y otros. Es fundamental preservar las instituciones y el rol que le cabe a la Justicia para esclarecer los hechos. Independientemente de las circunstancias en que puede haber ocurrido este suceso, queda claro que estamos frente a una muerte que resulta inadmisible», sostiene el texto.

«Debemos ser enérgicos y no permitir que avance el miedo. Se deben esclarecer de manera urgente las causas de la muerte del fiscal Nisman. Solicitamos a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que garantice la seguridad del equipo de investigación y la preservación de las pruebas que el fiscal había acumulado.
La investigación debe continuar para que se esclarezca de una vez por todas el atentado a la AMIA; y a su vez se conozcan públicamente las razones ocultas del Memorándum con Irán, y las causas de esta dolorosa muerte que conmociona a toda la Argentina y al mundo», firmaron Binner, Stolbizer y Tumini.

Por su parte, la presidenta del bloque K en Doputados, se refirió a la hipótesis del suicidio y al «contexto» del crimen. “Queremos saber con quién habló el fiscal Nisman en los últimos días, queremos saber quién lo llamó, por qué tomó una decisión tan dramática”, insistió la diputada nacional.

Además, la legisladora K ahondó en la teoría conspirativa de Domínguez pero, a diferencia de su compañero, decidió dar nombres de las dudas que rodean hoy al oficialismo. “Queremos saber qué papel jugó Stiusso y si tuvo contacto con el fiscal”, sostuvo.

Di Tullio marcó que “queremos pedirle a la Justicia que haga esta investigación, que se sepa con quién tuvo contacto, si tuvo reuniones para saber qué hizo que tomara esta decisión tan dramática”.

“Nos unimos a la angustia que tiene el conjunto de la sociedad argentina queremos que rápidamente se esclarezca esto”, aclaró Domínguez. Y, luego, resaltó que “nosotros con responsabilidad hemos esperado los primeros resultados de la actuación de la Justicia ante este hecho tan lamentable, no lo vamos a utilizar políticamente”.

Luego de hablar de “prudencia” y “responsabilidad” y de repetir que esperarían la determinación judicial para comprender el fallecimiento del fiscal, ambos dirigentes kirchneristas insistieron en saber “por qué tomó la decisión que tomó”, dando a entender que, para el oficialismo nacional, la teoría del suicido es la correcta al menos por ahora.