La Rotonda Cultural organizó su propio Carvanal y resistió un desalojo de la Policía

El Centro Cultural La Rotonda denunció que el lunes «la Policía Bonaerense y el municipo de Hurlingham intentaron prohibir los corsos autogestivos y gratuitas», que organizaron en la Plaza Sargento Cabral de Villa Tesei. «Nos amenazaron con el desalojo y el chantage», comunicó.

Las fuerzas de seguridad de la Policía y Gendarmería llegaron al lugar y comenzó una negociación para desalojar las actividades. «Resistimos y demostramos que la alegría puede más que la intimidación y el miedo», informaron desde el centro cultural, que siguieron con su carnaval el martes.

«La fiesta quizo ser empañada por los mismos de siempre. Pero a pesar de realizar semejante operativo para desalojarnos y prohibir tanta alegría (recuerden que desde las 2y30 pm cuatro patrulleros ya nos estaban esperando en el predio), el corsos continuó», redactó el colectivo en su cuenta de Facebook.

Según contó Daniel Sticotti, representante de La Rotonda Cultural, «el evento más grande del distrito de Hurlingham intentó ser desalojado por el Municipio. A partir del año pasado empezó a haber una especie de persecución política hacia nosotros».

«Suponíamos que nos iban a estar esperando pero nuestras ganas nos hizo creer que el Municipio no iba a venir, pero pasó», dijo. Y agregó: «Nosotros presentamos el permiso pero el canal institucional es nulo, nunca nos respondieron».

«Primero vinieron dos patrulleros, ninguno estaba con placa, el jefe de calle nos dijo que el Municipio había dado la orden de desalojo. Después vino el juez de Faltas (Rafael) Di Francesco dando una orden verbal de desalojo, lo que no existe», manifestó el entrevistado.

A su vez, Sticotti contó que personal policial trasladó a la Comisaría al fletero que se encargó de llevar el material para la realización del evento, bajo el pretexto de que había cruzado un semáforo en rojo, algo absolutamente absurdo, puesto que para llevar a cabo una contravención no es necesario dicho procedimiento.

 

Repudio

«No es la primera vez que suceden este tipo de cosas en Hurlingham», declaró al respecto el concejal Socialista Lautaro Aragón. «Es increíble el despliegue policial para impedir una expresión  cultural de corte popular. El intendente manda al Juez de Faltas con más de 20 efectivos policiales para tratar de impedir que la ciudadanía festeje el carnaval, ojalá pusieran el mismo esmero a la hora de combatir el delito”, dijo. Y agregó: “lo más irónico es  que cuando iniciamos nuestra gestión en el Concejo Deliberante, presentamos un proyecto para declarar de interés municipal y cultural los festejos de carnaval y este fue aprobado por unanimidad.”

 

Fuente: Prensa LRC, prensa Aragón y San Martin noticias