Se negó a declarar el empresario acusado de matar al ex novio de su hija, en Hurlingham

Un empresario español fue detenido, acusado de haber asesinado de un disparo de escopeta al ex novio de su hija, en Hurlingham. El hecho ocurrió en la mañana del sábado y ayer el victimario, José Luis Villar del Río, de 46 años, se negó a declarar ante el fiscal de Morón Claudio Oviedo.

La Justicia le imputó a Villar el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Sergio Marino Castillo, de 26 años.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que el juez de Garantías de Morón Ricardo Fraga dispuso que Villar del Río quede formalmente detenido hasta que se resuelva su situación procesal.

El homicidio ocurrió anteayer, a las 10, en la casa de Villar del Río, situada en Debussy al 2700, de Villa Tesei. Hasta allí llegó Castillo con dos amigos. Mantuvo una agria discusión con el empresario, padre de su ex novia. Cuando se iba, recibió un tiro por la espalda y murió en el acto.

Tras el crimen, el empresario, que es dueño de estaciones de servicio y otros comercios, fue detenido por la policía, que también secuestró la presunta arma homicida.

Las fuentes judiciales señalaron que los peritos se incautaron de un teléfono celular de la esposa del imputado en el que hallaron una serie de mensajes de texto en los que Castillo amenazaba a Villar del Río y a su familia y les exigía 50.000 pesos para dejar de amedrentarlos. Los informantes añadieron que ante esa situación, el empresario le había ofrecido a Castillo que «se llevara» objetos de valor de su casa, ya que no contaba con la suma de dinero que le exigía.

En cambio, la madre de Castillo dijo a la prensa que el empresario había amenazado de muerte a su hijo para que dejara de salir con su hija. Tras el crimen, amigos del joven quisieron entrar por la fuerza a la casa de Villar de Río, rompieron puertas y arrojaron piedras.