A 8 meses de la intervención, la Provincia llevó las Pascuas a la Fundación Felices los Niños

El secretario de Niñez  y Adolescencia bonaerense, Pablo Navarro, visitó hoy la Fundación Felices Los Niños de Hurlingham, donde la Pascua se celebró con actividades y reparto de huevos. El instituto fue intervenido hace ocho meses cuando se descubrió que se desviaban insumos al penal donde se encuentra alojado el Padre Grassi. La semana pasada la Procuración confirmó su sentencia y pidió reabrir otras dos causas por abuso.

La actividad en la asociación que fundara el sacerdote fue organizada por el presidente del Consejo de Administración de esa Fundación, Juan Manuel Casolati, quien realizó las denuncias pertinentes el año pasado.

Durante su estadía, Navarro aseguró que “es un placer estar en este domingo de Pascuas junto a los niños y adolescentes, además de los trabajadores de la Fundación, y observar cómo sigue progresando este lugar, a partir de la intervención que resolvió el gobernador Daniel Scioli y con la continuidad que le dio la nueva administración”.

En este sentido destacó “hubo un antes y un después en cuanto a la infraestructura y la administración del lugar, y se le dio una impronta diferente, con eficiencia, transparencia y buscando colaboración del sector privado a partir del programa de Responsabilidad Social Empresaria de la provincia”.

Además resaltó que “en la nueva etapa se regularizó al personal que trabaja en la Fundación y se los capacitó. Y se garantizó la alimentación tanto de los 1200 niños y adolescentes que asisten a las escuelas que funcionan dentro de la Fundación y de los 45 chicos que viven en el Hogar”.

Entre las obras que se llevaron adelante se remodeló íntegramente el Hogar Convivencial, acondicionó el gimnasio, cambiaron las luminarias del predio y se formalizaron todos los canales de pago para garantizar el destino de los fondos y evitar los desvíos. Asimismo, se inició el proceso de provincialización de las escuelas para garantizar la escolaridad de todos los chicos de la zona.

Navarro estuvo acompañado, entre otras autoridades, por la directora provincial de Programas y Promoción Comunitaria de la Secretaría de Niñez bonaerense, Gladys Pestillo.

 

La intervención
La Provincia dispuso la intervención de la Fundación «Felices los Niños» en julio de 2014, luego de que Casolati denunciara el desvío de fondos hacia Grassi en el programa Periodismo para Todos de Canal 13. Recién entonces la Provincia la incluyó en la lista de subsidios. Al mismo tiempo, se instruyó al Ministerio de Justicia para que se realice una profunda investigación en la Unidad Penal 41 de Campana para determinar las responsabilidades sobre la denuncia por irregularidades en el manejo de donaciones.

Según mostró un informe elaborado por el programa, el cura condenado a 15 años de prisión por abuso de menores, desviaba comida y otras donaciones que debían ir a la Fundación y las llevaba al penal de Campana. Pablo Navarro explicaba en ese entonces que los 54 chicos alojados en la Fundación “no eran nuestros”. “No había convenio entre esta entidad y el ministerio de Desarrollo Social”, fue la aclaración. Grassi fue condenado en 2009, pero sigue siendo cura. Apeló hasta la Corte, pasando por dos tribunales que lo encontraron culpable de abuso. La Procuración del máximo Tribunal, de todas formas, le jugó en contra, al confirmar el fallo y pedir reabrir dos denuncias descartadas en primera instancia.