El GEN Morón intimó a los concejales Zapulla y Legramanti a devolver las bancas al partido

Según informó la fuerza que conduce la diputada y presidencial Margarita Solbizer, el GEN Morón «envió una intimación de renuncia a sus bancas» a los concejales Analía Zapulla y Hugo Legramanti, que sorpresivamente renunciaron al partido el mes pasado para fomar un bloque propio.

La carta, aclaran, está fundada en el «alejamiento del Partido GEN y a la constitución de un nuevo bloque legislativo en el H. Concejo Deliberante de Morón, adoptando una pertenencia distinta al frente electoral por el que fueran elegidos», hecho que, interpretan los margaritos, «constituye un incumplimiento a los requisitos de representaividad y legitimidad que dicho cargo requiere».

La misiva señala que «la condición sine qua non para desempeñar un cargo público electo por voto popular y como integrante de una lista, es la repesentatividad». La carta concluye que «la banca pertenece al partido político que elige al candidato y su correspondiente plataforma que el elegido no puede vulnerar»; y que al incurrir en «transfuguismo político», los concejales que conformaron un nuevo bloque han violado la Ley de Ética Pública.

En 2013, recuerdan, la concejal Marianela López de la localidad bonaerense de 9 de Julio renunció a su banca en el Concejo -que había obtenido como parte de la UCR años antes- cuando decidió incorporarse al GEN. «López es un ejemplo de integridad personal, pero además le pone el sello a un comportamiento ético que forma parte de nuestra identidad GEN», razonan. Sin embargo, es moneda corriente que legisladores y ediles pasen de una fuerza a otra con su banca a cuestas.

Zapulla y Legramanti optaron por el perfil bajo tras su salida del GEN, por los años que militaron junto a Stolbizer y por tratarse de un distrito caro políticamente a quien fuera su conductora. No obstante, esta semana rompieron el silencio de radio. El ex referente seccional del GEN Martín Culatto posteó una foto de los concejales (adelante, en la mesa) bajo el rótulo «jornada de trabajo de Convergencia Ética. Pensando un Morón mejor», en honor al nuevo bloque, que podría seguir los pasos del intendente de Rivadavia, Sergio Buil, que anticipadamente cerró con el PRO.