«Nunca vi un gobierno tan pobre como este», afirmó el «margarito» Jaime Linares, en Morón

El senador nacional del GEN y precandidato a gobernador de Progresistas Jaime Linares aseguró ayer desde Morón que debería ser materia de un estudio «sociológico» el comportamiento del electorado, ante «un gobierno tan pobre como éste». «La gente opta entre lo que le ponen en el menú», apuntó.

Linares bajó a Morón para refozar la campaña de la lista conformada por sus compañeros de partido, pero que encabezan Mario Mazzitelli (PSA) como precanadidato a intendente; y la independiente Sandra Yametti, como primera concejal. Los tres son amigos de la presidencial Margarita Stolbizer.

La actividad se concentró en la esquina del Concejo Deliberante, en Brown y Belgrano, donde estacionaron bicicletas, pancartas, mesas y un «margamóvil», que no contó con su conductora, por esas horas en Santa Fé, según se explicó.

A metros también miraban con cierto recelo los aliados de Libres del Sur, que llevan al Huevo Ceballos en la Provincia y presentan lista en Morón con Sibila Botti como primer concejal. Linares también lleva en su boleta al concejal socialista Favio Martínez, que no participó del encuentro de ayer.

Linares no ocultó lo complejo del panorama electoral que le  toca en suerte, donde «no tiene mucho sentido hacer una encuesta», ya que, en su experiencia, «los que traccionan son los candidatos a presidente o a intendente, salvo casos excepcionales».  «Ahora estamos trabajando el Conurbano, donde hay más gente y es más difícil hacerse conocer», dijo. Y explicó: «El Conurbano no tiene un perfil común, es más complicado. El interior tiene identidades propias. El otro día estuvimos en José C Paz, Merlo y Moreno, que crecen el 40% cada diez años y los servicios no crecen a esa velocidad. Es un problema nacional, donde migra gente de países limitrofes y del interior. Hay problemas que resolver junto con la Nación».

«En muchas provincias del interior la elección está separada, pero acá no», se quejó Linares, en una Provincia que termina siendo el bastión del poder central. «Es una estrategia que complica la elección, condiciona, más en este tipo de boleta sábana. No hay tanto corte. El peronismo no ha querido cambiar nada en el sistema electoral. Hay muchos planteos, cientos de proyectos, como el voto electrónico, pero nunca se ha avanzado», contó.

Linares cuestiona con ejemplos surgidos del propio peronismo, como «cuando Solá dice que hay que fiscalizar con revolver en algunos barrios o Anibal dice que tiene miedo que le roben la boleta».

¿Cuáles son las dos primeras cosas que quiere hacer como gobernador?
– Si soy gobernador al otro día convoco a un congreso pedagógico provincial donde estén los gremios, la comunidad educativa y las fuerzas políticas para definir en seis meses un plan educativo a diez años. El otro tema clave es el acceso a la tierra y al hábitat. Los precios de la tierra se fueron al diablo por la especualación de la tierra urbana. Es imprescindible una intervención fuerte del Estado.

¿Cómo explica que Scioli el principal candidato?
Creo que los candidatos que hay son insuficientes. La gente opta por lo que le pone en el menú. Pero es un tema de sociólogos. Fui secretario de obras públicas en el 83, fui intendente, diputados, senador y nunca vi un gobierno tan pobre como este…

¿Puede haber sorpresas?
Tenemos un objetivo claro: tratar de llegar a lo mismo que hicimos hace cuatro años. Asumimos esta responsabilidad cuando Binner declinó el liderazgo de este espacio. Habíamos estado todo el año armando algo más grande, pero la UCR y Carrió se fueron con Macri. Tenemos conciencia de que es una elección complicada porque salimos tarde y tenemos pocos recursos.