El massismo denunció a «patoteros a sueldo de Descalzo» por destrozar un puesto de campaña

El precandidato a intendente del Frente Renovador de Ituzaingó Carlos Acuña denunció que una «patota» del intendente, Alberto Descalzo, le destrozó un puesto de campaña electoral que había instalado en la Plaza 20 de Febrero, aunque después declaró haber «superdo el mal momento».

La agresión se produjo el último fin de semana, en la recta final de la campaña a las PASO, en la que Acuña dirimirá la interna renovadora con su compañero de banca Roberto Rocha. El dirigente posteó fotos del puesto destrozado y con las boletas tiradas sobre el piso de la plaza. Y comentó: «Es lamentable que quienes tienen la responsabilidad de cuidarnos ejerzan la violencia, por el simple hecho de creerse los dueños de la plaza».

«Mientras la gente pide Paz y Seguridad, patoteros a sueldo del FPV que responden al Intendente de Ituzaingó, atacó a nuestros compañeros, por el sólo hecho de haber puesto mesas de difusión de campaña y padrones, como lo hacen todos los partidos políticos, en un lugar de la plaza de la que se creen dueños», denunció.

Por su parte, Rocha agregó que «repudiamos toda forma de violencia». «En democracia las diferencias se dirimen de otra manera. Mi solidaridad», posteó también.

La agresión no impidió que el massismo siguiera con su campaña. «Pese al mal momento que tuvieron que atravesar hoy nuestros compañeros seguimos difundiendo nuestras propuestas de gobierno y recibiendo el reconocimiento de los vecinos a nuestro trabajo. Gracias vecinos por acompañarnos, falta poco para dar vuelta la página y empezar a vivir mejor en ituzaingó», comunicó el propio Acuña, que el domingo recibió la visita de Ricardo Enrique Bochini. Fue para la 4° fecha de la «Copa San Bernardo» en el Complejo Punto Gol (Martín Fierro y Martín Castro), en Leloir.