Vecinos: Sabbatella y Vidal tuvieron motivos para celeberar, Stolbizer y Ceballos retroceden

Cuatro vecinos de Morón que se midieron en estas elecciones nacionales y provinciales tuvieron un final muy distinto: Martín Sabbatella, electo candidato a vicegobernador del FPV, y María Eugenia Vidal, la precandidata a gobernadora más votada por el macrismo, fueron dos ganadores de ayer.

El progresismo, en cambio, sufrió un duro retroceso: Margarita Stolbizer obtuvo sólo el 3.5% como aspirante a la Presidencia por Progresistas, frente por el cual Jorge Ceballos (Libres del Sur) perdió la Primaria para gobernador frente a Jaime Linares (GEN) por 67% a 32% (sumaron el 4% total).

«Hubo una disparidad absoluta en términos de los recursos que hemos accedido pero nos enorgullece haberlo hecho con honestidad y austeridad», destacó la diputada del GEN. «Necesitamos convocar a mucha gente más porque estamos convencidos que la Argentina merece un proyecto político alternativo y progresista», aseguró. Lo positivo para ella es que quedó cuarta en la Presidencial y su espacio ganó la interna en Provincia y en Morón, su pago chico.

En tanto, la vicejafa de gobierno porteño (vive en Castelar junto a su marido, el concejal Ramiro Tagliaferro),  sostuvo esta mañana que los resultados “obviamente nos entusiasman”.

“Finalmente siento que en la oposición no estamos en nuestro techo y en el oficialismo sí”, analizó la dirigente macrista, al tiempo que consideró que su ventaja sobre los postulantes del Frente para la Victoria “es mucho más que una diferencia personal” ya que “la gente de verdad quiere algo distinto en la Provincia”.

En declaraciones a Radio Mitre, sostuvo que “el oficialismo está en su techo, no llegó al 40 por ciento o más que pretendía; no pudo alcanzarlo” y “nosotros tenemos mucho para crecer”.

“Está claro que estamos yendo a un escenario donde haya ballotage, que no haya primera vuelta y nada más y eso obviamente nos entusiasma”, aseveró Vidal.

Por último, Sabbatella festejó ganar la interna con Aníbal Fernández, protagonista del escándalo político y mediático de la semana pasada, en el FPV. El titular del AFSCA tiene todas las chances de ser vicegobernador de un gobierno peronista, algo impensado hace una década. Ayer llegó a votar a la EP 35 de Castelar Sur junto a su esposa, la senadora Mónica Macha; y su hermano, Hernán, titular del HCD y candidato a intendente K.

Allí, el jefe de Nuevo Encuentro destacó el proceso democrático y el clima de tranquilidad.  «Si bien es un día con intensidad de emociones, es un día más tranquilo», afirmó tras emitir su sufragio. Luego siguió de cerca la interna bonaerense, incluidos distritos clave como Merlo, donde Gustavo Menéndez le ganó a Raúl Othacehé, el histórico dirigente del PJ al que se le cuestionó su ida y vuelta del Frente Renvador en el último año.