Nora Cortiñas se sumó a la CPM: «No vamos a permitir la reconciliación y el olvido», afirmó

La madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas se sumó el lunes al consejo de la Comisión Provincial por la Memoria, junto con el Padre Pepe Di Paola. La castelarense prometió seguir «luchando en las calles»; presenciará el final del juicio que se sigue contra tres mapuches, en Neuquén.

La ceremonia se realizó en La Plata, donde se recordó al fallecido Aldo Etchegoyen, de la mano de uno de los presidentes de la entidad, Adolfo Pérez Esquivel, y organismos de DDHH. «Hay que caminar, como decía Angelelli, con el pueblo. La lucha por los derechos humanos no ha terminado», apuntó el Premio Nobel de la Paz.

Por su parte, Cortiñas se refirió a la agenda actual de los derechos humanos y expresó que «no vamos a permitir la reconciliación y el olvido, con sus cómplices y hacedores del terror. Seguiremos luchando en las calles».

En el acto estuvieron presentes otros miembros de la CPM: Elisa Carca, Dora Barrancos, Víctor Mendibil, Roberto Cipriano García, Víctor de Genaro y Mauricio Tenembaum.

Juicio

Cortiñas salió en defensa de Relmu Ñamku, la líder mapuche acusada de “intento de homicidio” y que está siendo enjuiciada en Zapala, Neuquén, por defender el territorio de su comunidad, Winkul Newen ante el avance petrolero de YPF y una empresa norteamericana contratada. «Es una represalia teñida de discriminación. Estoy siguiendo el caso paso a paso desde que ocurrió el incidente”, sostuvo Nora.

Y agregó: “hay que rever la historia porque en esta situación que se presentó primero hay que volver para atrás y entender la lucha por el territorio ancestral, para en ese marco comprender que se trata de una causa provocada y eso hay que debatirlo”. “Esa respuesta dura fue buscada. Se trata de un pueblo perseguido y contaminado por las empresas que abusan a través del extractivismo y el fracking en complicidad con los gobiernos que le abrieron las puertas, es en estos emprendimientos donde hay un abuso de poder sobre las comunidades”, sostuvo la referente de Madres.

“Es una injusticia que a esta hermana mapuche se la judicialice sin antes realizar un diálogo por parte del gobierno con las comunidades donde se deje en claro el respeto que debe haber, lo mismo pasa con el conflicto QO.PI.WI.NI”, denunció, sosteniendo que desde la acción e inacción de los gobiernos provinciales “provocan a la respuesta violenta para usarla de argumento cuando saben que los pueblos están saturados de resistir a estas situaciones”.