Reunión de concejales del PJ con Zabaleta en Hurlingham
Reunión de concejales del PJ con Zabaleta en Hurlingham

Intendentes dialoguistas piden conservar la unidad del PJ pero se sientan a la mesa de Vidal

Un grupo de intendentes peronistas bonaerenses manifestó su preocupación frente a la ruptura del bloque del FPV en la Cámara de Diputados de la Nación. Se trata de los mismos a los que se identifica como «dialoguistas» y que hace tres días se reunieron con la gobernadora María Eugenia Vidal.

El peronismo bonaerense está en un proceso interno ineludible y busca organizarse a dos puntas: busca romper con Cristina, pero sin perder su poder.

«Hay que trabajar para buscar los consensos respetando los matices, pero privilegiando la unidad en la diversidad para defender a los trabajadores. Tenemos que ser responsables y cumplir el mandato popular de representar al 49 por ciento que nos votó. El Peronismo tiene la responsabilidad de reconstruirse en unidad para defender los intereses de la gente”, concluyeron en un documento los intendentes que vieron con preocupación la fractura del bloque en la Legislatura, lo que fue leído como un triunfo de Cambiemos, que ahora puede negociar el tratamiento de leyes.

Los intendentes firmantes fueron Gabriel Katopodis (San Martin) Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Juan Zabaleta (Hurlingham), Ariel Sujarchuk (Escobar), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Gustavo Menéndez (Merlo), Juan Pablo de Jesús (Partido de La Costa) y Eduardo Bucca (Bolívar).

Son los mismos que acompañaron a Martín Insaurralde, quien ofició de «mediador», a un asado en su casa con la gobernadora bonaerense, el lunes. Ese encuentro mostró cierto grado de independencia frente a la competitiva interna peronista. Y es una continuación de la negociación del Presupuesto, que el cristinismo duro intentó hacer naufragar en la Legislatura Bonaerense, complicando incluso a las gestiones de los propios intendentes.

Aunque hacia afuera son críticos del macrismo, en las comunas gobernadas por el FPV también se vive el ajuste, aunque con menos repercusión mediática. En Merlo siguen habiendo marchas de  la izquierda y de los despedidos que Othacehé había pasado a planta en sus últimos días de gestión. También hay denuncias de reducción de personal en otras administraciones como la de Hurlingham, e incluso Ituzaingó, donde hubo reelección.

Zabaleta tiene una buena relación con la Provincia, pero al mismo tiempo contiene a varios concejales del PJ de la Sección (foto). Ayer recibió en su despacho al diputado nacional Leonardo Grosso y la diputada provincial Patricia Cubría, además de una veintena de concejales del Movimiento Evita San Martín, San Miguel, Vicente López, Malvinas Argentinas, Morón, Tigre, San Fernando y Pilar.

Allí dialogaron se planificó avanzar con proyectos basados en tres ejes: «la implementación de la Ley de Hábitat en la Provincia, el saneamiento del Río Reconquista y otras dirigidas a la Seguridad Democrática y Popular».

Zabaleta explicó su crítica colaboración con Vidal: «La aprobación del presupuesto de la provincia marcó una forma de trabajo exitosa entre los intendentes y diputados del FPV que obligó al macrismo a dar marcha atrás con una ley impositiva y fiscal que iba completamente en contra de los intereses de los bonaerenses, ese mismo modelo de articulación es el que ahora impulsamos y discutimos con los legisladores locales» expresó.