Los Rucci piden citar a indagatoria a dirigentes montoneros por el asesinato de su padre en 1973

Claudia y Aníbal Rucci, los hijos del ex secretario de la CGT José Ignacio Rucci, asesinado a balazos en 1973, le solicitaron al juez federal Ariel Lijo, que le tome declaración indagatoria a quienes por aquél entonces integraban la conducción de “Montoneros”, Mario Firmenich y Roberto Cirilo Perdía.

La solicitad incluye a Fernando Vaca Narvaja. También pidieron la indagatoria de Ernesto Jauretche, quien fuera sindicado por diversas fuentes como “responsable de la logística del operativo”.

En un comunicado difundido por la ex diputada, precandidata a presidenta de UNA; y por su hermano, candidato a concejal en Ituzaingó, se sospecha directamente de la organización armada del crimen del sindicalista.

En el escrito, los hermanos Rucci plantean que se presentan para “reivindicar el derecho de su familia, como así también el de numerosos simpatizantes del movimiento peronista y de la sociedad toda, de conocer cuáles fueron las circunstancias relacionadas con el asesinato”.

Y aclaran que lo hacen “más allá de normas que -en caso de no comprobarse la existencia de delito de lesa humanidad- pudieran finalmente determinar la prescripción del delito”, ya que eso no debería impedir la necesidad de satisfacer la “obligación de investigar, descubrir la realidad de lo sucedido y de esta manera dar respuesta a su familia y a la sociedad”.

Además, adjuntan diversos tramos de testimonios ya ingresados en la causa en los que ex integrantes de esa organización reconocen y admiten haber sido informados de la autoría del atentado por parte de “Montoneros”.

Hasta señalan una resolución del propio juez de la causa, que con fecha 10 de agosto de 2012 admitió la existencia de “elementos que dan cuenta de la posible responsabilidad de miembros de ‘Montoneros’ en el homicidio del Secretario General de la Confederación General del Trabajo”.