Vecinos cortan calle por falta de luz y Provincia le saca a Descalzo el control sobre Policía Local

El Ministerio de Seguridad bonaerense prefirió tomar todo el control y cortar lazos con el intendente de Ituzaingó, quien hace dos semanas le quitó patrullas y celulares a los agentes de la Policía Local. El viernes pasado hubo otra protesta por seguridad debido a la falta de alumbrado público. 

Esta vez cortaron la esquina de Ratti y Alcalde Loza, una zona que conoce de apagones y abandonos, pese a ser un bastión del 6 veces intendente. La avenida suele contar con fogatas nocturnas debido a los cortes de luz o la falta de luminarias, como en este caso. Además de contar distintos hechos delictivos, vecinos de la calle atacama al 1100 «venimos reclamando una luminaria desde el 26 de febrero» contaron al portal La Voz de Ituzaingó.

Hace un par de semanas el corte había sido en Martín Fierro, donde ya en abril se habían producido reclamos por la inseguridad. La Policía había admitido que había 20 patrulleros del Comando fuera de circulación por falta de presupuesto desde octubre. Con este escenario y luego de mudarse al exclusivo barrio privado Los Pingüinos, el jefe comunal retiró las unidades vehiculares a la Policía Local, enojado porque la Provincia había desplazado a su amigo, el Crio. Jorge Castillo, quien ahora es investigado por Asuntos Internos Bonaerense por supuestas maniobras de corrupción.

El retiro quedó oficializado en una carta firmada por el subsecretario de seguridad municipal, Hugo Rojas, a quien ahora quieren usar de chivo expiatorio. A su regreso de unas minivacaciones (justo venía el último fin de semana largo), Descalzo intentó explicar que hubo «errores en la comunicación»; en tanto que el jefe de bloque de concejales del FPV, el experimentado Juan Carlos Roumieux, dijo que Rojas «quizá lo hizo con la mejor buena fe pero sin representar el pensamiento del intendente”, como si un funcionario de tercera línea fuera capaz de hacer algo así por su cuenta.

En diálogo con este medio, el concejal macrista Sergio Crego intentó no aumentar la polémica y aseguró que algunas patrullas se devolvieron días atrás, mientras que el Ministerio trataba de acomodar las piezas de una Policía Local acéfala, en la que el nuevo jefe quería irse por una supuesta amenaza.

El nuevo esquema de la fuerza es de a pie, con binomios y  handies. Son 24 en total los equipos de comunicación que la Provincia entregó a la Policía Local en las últimas dos semanas para que los efectivos tengan presencia física en al calle y comunicados tanto entre sí como con los patrulleros.

Asimismo, el municipio estará dividido en 8 zonas para el patrullaje, que tendrán a su cargo idéntica cantidad de móviles provistos por el Ministerio.