La oposición aprobó la interpelación a Ramiro Tagliaferro por la «fiesta» en el Salón Municipal

Los bloques de la oposición avanzaron con un pedido de interpelación al intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, por su celebración en la noche del viernes previo al Bicentenario, en el Salón Mariano Moreno. Un video muestra que los funcionarios pasaron música y se pusieron a bailaron.

El proyecto de decreto que dispone «la concurrencia del Sr. Intendente» fue presentado el martes por el Frente Renovador, y aprobado ayer en la sesión ordinaria con los votos de esa banca, el socialista Favio Martínez y el FPV, que además pidió informar las órdenes de compra para esa noche.

Cambiemos no pudo evitar la interpelación. En la semana vivió un verdadero torbellino político. Desconfió de todo el mundo por la difusión del video: del sabbatellismo, por subirlo a un portal de noticias; cree que la empleada que lo filmó responde al massismo; y negó, pero hubo rumores, sobre un sector que se referencia en la presidenta de su propio Bloque, Analía Zappulla, que no concurrió a la fiesta por no compartir que se hiciera.

El gobierno también negó que el alejamiento del secretario del HCD, Rodrigo Maccia, cercano a Zappulla, tuviera algo que ver con el polémico video. Terminó por renunciar el miércoles. Y ayer asumió en su lugar Lucas Castro. La concejal y Hugo Legramanti confirmaron que siguen en Cambiemos.

Para Cambiemos, a esta altura, la fiesta fue un «error», pero también una operación política en su contra. Lo cual no le eximirá de dar las explicaciones.

«El salón Mariano Moreno tiene un carácter histórico y un valor simbólico fundamental para nuestro patrimonio municipal. Lo sucedido es una ofensa no sólo para el municipio sino también para las investiduras de los funcionarios que se dieron un lujo particular y personal en un lugar público e histórico», comunicó el massismo. No todos en el bloque están dispuestos a ir a fondo, aunque si esto sucediera habría de seguro una escisión.

El FR lo consideró una «falta grave»  a la Ley de Municipalidades. «No se trata de un simple pedido de disculpas. Nosotros, como representantes del pueblo de Morón, debemos exigir las explicaciones que sean necesarias ante un acto que roza lo ilegal ya que se trató de un evento que comprometió un edificio público y con fondos públicos», indicó.