Logran echar a los Othacehé de la Universidad de Merlo, luego de una asamblea accidentada

Luego de un semestre signado por la incertidumbre de no tener un rector reconocido ni por el Ministerio, ni por los docentes ni estudiantes, la Universidad Nacional de Merlo logró echar al hijo del ex intendente de ese distrito Raúl Othacehé, quien la había copado luego de una derrota electoral.

«La Universidad Nacional del Oeste es libre! Felicitaciones asambleístas, claustros y nuevas autoridades!», tuiteó el actual intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, bajo el hastag #FueraMafia.

La salida de Martín Othacehé se concretó durante una asamblea revocatoria esta mañana, que consiguió 50 votos contra 4 luego de una batalla política y policial que había comenzado el viernes. La universidad tiene unos 2000 estudiantes y apenas 7 cátedras.

Envuelto en graves denuncias y con problemas para ser reconocida oficialmente, la Universidad se encontraba prácticamente tomada desde  diciembre.

Ante la convocatoria, el hijo de «El Vasco» buscó ayer tomar control del edificio, con varios hombres que intentaron cambiar las cerraduras de distintas oficinas administrativas e impedir la realización de la asamblea que trataría su desplazamiento.

Entre los alumnos y docentes que estaban en el lugar se encontraba Marcelo Ducrós, el primer rector de la UNO, que empezó a funcionar en 2009.

Como aparentemente «la patota del Vasco» no los dejaba salir, armaron una cadena telefónica para dar aviso a integrantes de las distintas facultades y rápidamente muchos comenzaron a llegar con la intención de «resistir» la embestida de los Othacehé.

Siempre según los testimonios de profesores y estudiantes, la creciente tensión fue generando un grado de violencia tal que la gente que acompañaba al ahora ex rector de la UNO terminó pegándole a una decana.

Cuando llegó la Policía, Martín Othacehé entendió que se tenía que retirar y recién entonces comenzaron a calmarse los ánimos. A la una de la madrugada, todos se habían ido y los efectivos de la Federal convocados por los asambleístas cerraron el edificio.

La quietud, igualmente, duró muy poco. En la mañana de este sábado se realizó la asamblea que estaba prevista. Pero no fue fácil. Hubo que vallar el frente del edificio para controlar que sólo ingresaran los asambleístas.

Sin embargo, allegados a Othacehé lograron voltear una valla y pasar a los golpes. Nuevamente, hubo disturbios e incidentes. Juan Bautista Almeida, integrante del Centro de Estudiantes, relató a Clarín que varios alumnos y docentes terminaron lastimados. Algunos, incluso, debieron ser trasladados en ambulancias para evitar que los agredieran al salir.

Desde la vereda de enfrente, salieron a dar otra versión. Señalan que hubo agresiones por parte de los detractores de Othaché y que echaron al hijo del ex intendente de la asamblea, a la que califican de ilegal. «Está denunciada porque el llamado a asamblea no cumplió con la forma, ni con los requisitos. Es una injusticia», le dijo a Clarín Hernán Piotti López, secretario académico de la UNO.

«Nosotros no pusimos el vallado y la Policía tampoco», agregó el contador y deslizó que «hay intencionalidad política» del actual jefe comunal, Gustavo Menéndez. «Fuimos golpeados, está todo filmado y vamos a hacer la denuncia policial», adelantó Piotti López, quien aseguró que Raúl «El Vasco» Othacehé «no maneja la UNO».

Más allá de las versiones cruzadas sobre los incidentes, la Policía logró poner orden y a las diez de la mañana se realizó la asamblea: hubo 50 votos a favor de la remoción y apenas cuatro en contra.

Al frente de la UNO quedó provisoriamente el vicerrector Daniel Blanco, antiguo hombre del ex intendente, ahora distanciado por el conflicto político en la casa de estudios a la que tendrá que normalizar, para llamar a elecciones en un plazo que no está establecido.

Por otro lado, el secretario académico que responde al rector destituido señaló que están en conversaciones con el ministerio de Educación de la Nación para solucionar la entrega de títulos y destrabar las carreras aún no homologadas.

Martín Othacehé había asumido como rector en 2013 junto a otros familiares. La Universidad no podía entregar títulos y su futuro estaba en dudas.

 

Fuente: Clarín