El «Gallo» cayó en el Urbano ante Tristán Suarez, 2 a 1, por la 1° fecha de la B Metro

Accidentado regreso del Deportivo Morón. Anoche, por la primera fecha de la B Metropolitna, cayó en su estadio por 2 a 1 ante Tristán Suárez. El descuento estuvo a cargo de Daminán Ákerman, quien regresó al club justamente desde Ezeiza. El partido comenzó con demoras por la falta de luz.

Luis López, a los 30 minutos del período inicial, abrió la cuenta en favor del Lechero, que a los 39 la amplió gracias al mismo goleador. La visita había avisado a los 2 minutos, con un tiro libre mal despejado por el arquero y que luego la defensa tuvo que salvar sobre la línea el rebote que iba al arco.

Una jugada similar fue la más peligrosa para el local. El Rengo Díaz, que después salió lesionado, tomó un rebote largo y remató desviado cuando el arquero parecía vencido, tras un tiro libre de Gerardo Martínez, que en su puesto de mediocampista intentó de pelota parada pesar adentro del área.

El Gallo había arrancado dormido y sin peso arriba, pese a la dupla goleadora de Damián y el Bicho Rossi. El inició del encuentro estuvo demorado casi media hora, primero por la merma de algunas luces, y luego por el corte todal del sistema lumínico del estadio, que se tuvo que reactivar.

El despertador le sonó recién en la segunda etapa, cuando dominó y se acercó al menos al empate. A los 17 descontó, pero salvo algún desborde de Pardo no generó mucho peligro.

Este sábado Morón tendrá revancha, como visitante de Estudiantes de Caseros. El encuentro será televisado, pero por Direct Tv y por páginas de Internet.