El sábado hubo dos secuestros exprés en Ituzaingó, antes y luego de la marcha por Roda

Mientras los vecinos de Ituzaingó marchaban el sábado último por seguridad, entre la madrugada y esa noche se producían dos secuestros exprés. El primer en la colectora, a la altura de Parque Leloir, mientras que el segundo en la zona sur. En ambos casos las víctimas pagaron un rescate.

El primer caso fue cometido en los primeros minutos del sábado, cuando una estudiante de 20 años y una abogada de 27 circulaban en un Renault Clío por el cruce de las calles De los Reseros y José Hernández, a cuatro cuadras de la casa de una de ellas, cerca de Parque Leloir.

Un auto Chevrolet Agile con tres delincuentes armados les cortó el paso a las amigas, las obligaron a bajar del Clío, las subieron al otro vehículo y escaparon.

Los delincuentes obligaron a la menor de las víctimas a llamar a su padre, un oficial del Servicio Penitenciario Federal (SPF), con quien pactaron un rescate de 30.000 pesos que se pagó en inmediaciones de un supermercado mayorista de carne llamado «Granja 2 Cuñados», ubicado en avenida Gaona al 6800 de Ituzaingó, al costado del Acceso Oeste.

El rescate fue retirado por un delincuente en moto, y las dos jóvenes fueron liberadas sanas y salvas a 30 metros del lugar.

El segundo hecho se registró el mismo sábado alrededor de las 23 en el cruce de las avenidas Blas Parera y Coronel Ventura Alegre, de Ituzaingó, cuando una pareja integrada por un joven de 27 años y una chica de 25 circulaba en un auto Ford Ka y fueron interceptados por dos delincuentes armados que se bajaron de un Volkswagen Fox negro.

Los asaltantes se subieron al auto de los novios, tomaron el celular de muchacho y llamaron al padre de la chica, a quien le anunciaron que los tenían secuestrados y que querían un rescate a cambio de su liberación.

Tras una serie de llamados extorsivos, se pactó un pago de rescate de 20.000 pesos y 500 dólares.

Al muchacho lo liberaron antes del pago en la vecina localidad de Castelar, pero a la chica la retuvieron hasta que obtuvieran el rescate, según detallaron las fuentes.

El pagador fue convocado primero al hipermercado Jumbo del shopping Plaza Oeste de Castelar, al costado del Acceso Oeste, y de allí fue obligado a dirigirse a la cancha del club Morón, donde se entregó el dinero y la chica fue liberada en los alrededores.

Ambos secuestros extorsivos dobles están siendo investigados por la Fiscalía Federal 1 de Morón, a cargo de Sebastián Basso, y a nivel policial por la Delegación Departamental de Insvestigaciones (DDI) de Morón.