Carlos Acuña confirmó que la CGT va al paro, en asado por el Día del Empleado de Comercio

El secretario de Estaciones de Servicios, Carlos Acuña, integrante del Triunvirato de la nueva CGT, confirmó hoy que se convocará un paro contra el Gobierno, durante un asado organizado por el SEOCA, en González Catán, por el Día del Trabajador de Comercio. El gremio quiere un 25% de aumento.

Acuña fue uno de los invitados del secretario mercantil de la Zona Oeste, Julio Rubén Ledesma, impulsor como diputado (de Nación, hoy lo es a nivel bonaerense) de la ley que estableció el feriado para los trabajadores del sector, aunque sólo se hace efectivo en las grandes cadenas y establecimientos.

El dirigente matancero también recibió a la diputada del Frente Renovador, Mirta Tundis, y a concejales de La Matanza y Morón, del espacio massista.

Luego de un fin de semana de advertencias, Acuña confirmó el primer paro nacional de la CGT unificada. «Hay una transferencia del bolsillo de los trabajadores a los sectores económicos. Parece el Presidente de los grupos empresarios. Al resto si lo escucha, no le contesta», dijo sin pelos en la lengua.

Con tono opositor, el sindicalista aseguró que «todos coincidimos con el diagnóstico». Y aseguró que se irá a la huelga «en el caso de no tener respuesta en tema salarial, un aumento de emergencia para los jubilados, los planes sociales que quedaron desactualizados», entre otras demandas.

«Lo único que tiene respuesta es el sector empresario. Para los trabajadores ni un centro. El Consejo Directivo tiene que poner la fecha. Después de terminadas las rondas vamos a dar a conocer la fecha del paro», anticipó.

Ledesma, de los massistas que peor terminó con el kirchnerismo, tiene cada vez menos paciencia. Su sector cerró en marzo paritarias, con un 20$ para el primer semestre. Ahora pide el 25%, lo cual se está dialogando con los empresarios. Al Gobierno le pidió paritarias «libres», sin piso «ni techo».

También advirtió que habrá paro, «si no satisface el monostributo y no nos deja discutir con los empresarios». «Dicen que van a conseguir 100 mil millones de dólares con el blanqueo. No creo en Papá Noel. Lo quiero ver en inversión, en producción e industria. Todo eso levanta el comercio», apuntó.

Tundis, en tanto, le dedicó un párrafo a los  Jubilados. «Estaban muy expectantes con la reparación histórica, que en muchos casos son 50 ó 90 pesos. No estaban tan preparados para pagar. Hay 264 mil jubilados este mes que van a cobrar la reparación sin haber hecho la homologación. El que se distrae y no fue a homologar, se le empieza a descontar lo que se le pagó. Es un simplre reajuste que no alcanza para nada», explicó la abogada.

La jornada transcurrió con música, asado y juegos. Se lo esperaba a Sergio Massa, que por esas horas estaba rumbo a Colombia. La que sí se presentó fue la así la intendente de La Matanza Verónica Magario, quien se comprometió con allanar los caminos  para la construcción del sanatorio Sagrado Corazón.

Entre los massistas de la zona se destacó el bloque moronense de concejales. Martín Marinucci se encontró de Mirta Tundis: «Unidos será la única manera de seguir adelante haciéndole frente a cuanto viento en contra sufran nuestros trabajadores. Y sin dudas que la única manera de estar juntos es acompañando a nuestros compañeros en cada uno de sus eventos y sobre todo, en cada una de sus luchas», posteó el concejal de Morón.