Sin mostrar los pliegos, el Concejo aprobó el llamado a licitación para la Línea Comunal 504

El Concejo Deliberante de Ituzaingó aprobó, en el último día hábil del año, el llamado a licitación para tercerizar la Línea Comunal de colectivos 504. El servicio había sido cortado sin aviso en enero y lo retomó meses después la Empresa 216. El oficialismo se negó a mostrar los pliegos del contrato.

El proyecto de ordenanza enviado por el Ejecutivo al HCD constaba de apenas un par de artículos. Igual salió con fritas, gracias a la colaboración de Cambiemos y de parte del Frente Renovador.

Los massistas Aníbal Rucci y Carlos Acuña se abstuvieron, en tanto que los progresistas Nahuel Segovia y Esteban Vallarino, votaron en contra.

El edil socialista fundamentó su posición en que el proyecto llegó «sin los pliegos, sin especificar las obligaciones de la empresa, sin conocer como se controlan los recorridos y las frecuencias y sin haber cumplido las promesas para los chóferes despedidos que todavía se encuentran sin trabajo».

«No encontramos razones para acompañar esta propuesta y nos sorprende, después de tantas palabras gastadas, la confluencia del FPV-PJ, el Pro y el Frente Renovador en la privatización de un servicio público y el achicamiento del Estado», acusó Vallarino.

Luego de las denuncias de los empleados desafectados en enero, la privatización del servicio pasó a un segundo plano y se intentó preservar las fuentes de trabajo. Pero la 216 dejó afuera a los ex municipales que protestaron contra la gestión y denunciaron las condiciones tanto laborales como de servicio a las que se habían acostumbrado poco después de que el intendente, Alberto Descalzo, lanzara con bombos y platillos la línea comunal.

El macrismo votó por considerar que era mejor una licitación que una selección «a dedo», como se hizo este año, aún con las críticas del caso también.

Segovia, por su parte, fue el más cercano a los choferes despedidos. Este año había intentado conseguir que se prohibiera el uso de pirotecnia ilegal en la vía pública. Una ordenanza redundante, por supuesto. Pero que no se cumple. El oficialismo negó el tratamiento del proyecto (todo lo que se presentó fue sobre tablas, sin paso por comisiones). Al meno no fue hipócrita. Más allá de las cuestiones técnicas, cierto es que en la previa de Navidad la colectora estuvo copada por la venta ilegal, con epicentro debajo del puente de la Autopista y José María Paz, que es de jurisdicción federal.

15822674_1357757987601844_1769856019203374605_n

 

Mártires vs corruptos

En la sección homenajes, el concejal Juan Carlos Roumieux (FPV) se refirió a la tragedia de Cromañon, que marcaría un antes y después en la política porteña: “Hoy, 30 de diciembre, hace doce años de una masacre que enlutó a todo el país por una conjunción de factores cuyo resultado fueron 194 víctimas que jamás volvieron a su casa por causa de la negligencia, la corrupción, la falta de controles y el incumplimiento de normas”.

«Ituzaingó perdió a dos pibes, a Ceci y a Luisito, chicos que iban a divertirse y en vez de eso las luces se apagaron, la música se apagó y se dio lugar a una masacre”, recordó.

Para finalizar, el padre de Cecilia replicó: “La música no mata… a nuestros hijos y a nuestras hijas, los mató la corrupción”. Un tiro por elevación al ex jefe de gobierno porteño Aníbal Ibarra, quien como buen cristinista participó la semana pasada del aguante a Milagro Sala. Un Medio no olvida a Cecilia, ni su heróico intento por salvar otras vidas. Como tampoco a las víctimas de la Tragedia de Once, ni las del servicio de salud de la comuna.