24 horas después, comenzaron los cruces políticos por el asalto a la casa de los Stolbizer

Luego de que un legislador del GEN difundiera la foto del patrullero que custodia la casa de los Stolbizer con un mensaje cargado de ironía, el gobierno de Morón salió a cruzarle por la misma vía: el tuitter. Ayer, un ministro había lamentado el mensaje de la diputada por el asalto que sufrió.

«Les presento la custodia en la casa de @Stolbizer patrullero sin rueda delantera y vacío, es de no creer . Así estamos», tuitteó hoy el diputado bonaerense Marcelo «Oso» Díaz, con la foto que acompaña la nota.

De inmediato, la Secretaría de Seguridad de Morón contestó: «Los patrulleros también pueden pinchar una rueda. Agradecemos si usted quiere colaborar, pero esta no es la forma». Sumó la foto, con un círculo rojo sobre el cricket que sostenía el auto.

Las chicanas siguieron, pero cierto este que hubo caldo de cultivo para un cruce más fuerte. «La gobernadora se fue a vivir a la Base, no todos podemos hacerlo», dijo ayer un vecino contiguo a la familia Stolbizer.

El propio ministro de Justicia Bonaerense, Gustavo Ferrari, lamentó que la diputada señalara el ataque como «un hecho al voleo», sin investigación mediante.

El funcionario le dejó un mensaje a la fundadora de GEN, en tanto que el intendente de Morón se había comunicado por teléfono (se encontraba en Medellín). Luego vinieron las expresiones de solidaridad. Pero la política metió la cola.

El hecho de que Stolbizer desterrara cualquier hipótesis que signifique un pase de facturas a María Eugenia Vidal por los cambios en la Policía no parece ingenuo. Aunque menos inocente fueron los comentarios que la acusaron de victimizarse en años «electorales». El arma en la cabeza de un hijo difícilmente sea una estrategia política de una madre, por campaña que haya.

Lo cierto es que el asalto cayó justo después de que la gobernadora anunciara un operativo para «zonas calientes». Y viene después del secuestro al mediático abogado Gonzalo Gamarra. Todo en Castelar Centro. Ningún detenido.