Habrían identificado el teléfono que amenazó un jardín, al que asiste una hija de Zabaleta

Un llamado al 911 alertó ayer sobre la supuesta presencia de una bomba en el jardín de infantes al que asiste una de las hijas del intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, que debió ser evacuado para su inspección.

Según explicaron fuentes policiales, en la llamada un hombre que advertía «que le digan al Intendente que cuide mejor a su nieta». En rigor, a quien hacía referencia es a la hija menor del Jefe Comunal, de 2 años, que asiste al jardín del Colegio San Pablo, ubicado en ese municipio.

El llamado se produjo alrededor de las 9.30 e, inmediatamente, personal de División Explosivos de la Policía Bonaerense y el Intendente kirchnerista se hicieron presentes en el establecimiento, que debió ser evacuado. El grave hecho quedó bajo investigación de la UFI 8 de Morón.

Según informó el periodista Fernando Carnota en el programa Animales Sueltos que conduce Alejandro Fantino, «la línea de teléfono con la que realizaron la amenaza a la hija de Zabaleta ya fue identificada». En ese sentido, se espera que este martes haya novedades en torno a la causa.

No es la primera vez que amenazan a Zabaleta y sus funcionarios: En julio del año pasado el auto del director de Seguridad del municipio, Eugenio Garriga, fue baleado, mientras que a su jefe, el secretario del área, Damián Feu, le dejaron un cartel que rezaba «dejate de joder con la droga en Villa Tesei».

De todas formas, la falsa amenaza se encadena con un brote en toda la Provincia, que venía siendo investigado.

A raíz de ese episodio, el intendente había sido recibido por la gobernadora María Eugenia Vidal; el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo; y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell. Por su parte, el subsecretario de Gestión Municipal del Ministerio del Interior y primer candidato a concejal por Cambiemos en Hurlingham, Lucas Delfino, se solidarizó de inmediato con el mandatario local por Twitter.