Una sesión a pura grieta en el Concejo Deliberante de Morón

La sesión de este jueves volvió a marcar la batalla política entre el peronismo y Cambiemos, que maneja desde la Presidencia la mayoría simple en el recinto. Entre otras cosas, se volvió a debatir sobre los hechos de violencia registrados en el audiencia pública que tuvo lugar en El Palomar en marzo en torno al Aeropuerto de la Brigada Aérea.

En una catarata de proyectos que cuestionan al gobierno y a la gestión provincial y local, el bloque kirchnerista incluyó un proyecto de resolución que, en minoría, volvía a repudiar la agresión al Hernán Sabbatella, que se registró en momentos en que el intendente explicaba el proyecto. El medio hostil que había presentado el kirchnerismo terminó con una pequeña gresca que terminó en la Justicia por el traje roto del concejal K y los puñetazos que tiró al aire su colega de Hurlingham Adrián Eslaiman. Eso, sin contar los insultos a funcionarios de Cambiemos.

No fue un punto aislado en una sesión hoy caliente. El massismo volvió a la carga con el caso Farmacity (¿alguna vez investigará el caso Central Oeste o es cosa juzgada?) y el sabbatellismo con la comparación de las políticas públicas de su gestión. En ese sentido, repudió » la decisión del intendente Tagliaferro de no generar un parador nocturno para albergar durante la temporada invernal a hombres, mujeres y niños/as en situación de calle y de extrema vulnerabilidad».

«Así se deja a la intemperie a las personas que con la llegada de las bajas temperaturas necesitan un lugar donde pasar la noche y ser asistidos. Hasta 2015 funcionaba un parador nocturno donde podían dormir, cenar, desayunar y bañarse. Se cumplían con las condiciones mínimas de aseo, alimentación, descanso, y se generaba un vínculo con los que allí transitaban desde un abordaje integral», comunicó Unidad Ciudadana.

El bloque macrista hizo valer su mayoría. Y el gobierno municipal recordó el actual «Operativo Frío, que incluye recorridas nocturnas los siete días de la semana, con móviles y un equipo de profesionales que evalúan los casos particulares de los vecinos, brindan viandas calientes, frazadas, kits de invierno y, en caso de ser necesario, los vinculan a programas sociales».

Un alto a la grieta lo aportó el bloque del GEN, que consiguió consenso por el proyecto de legalización del aborto, que es plenamente respaldado por el HCD de Morón, aunque en el Senado el debate está todavía abierto.

Por otra parte, este mediodía, se confirmó la asunción de Rolando Moretto. El abogado, que fue séptimo en la lista de Cambiemos de 2017, ocupó la banca de Judith Windecker, quien «seguirá formando parte del equipo del intendente Ramiro Tagliaferro desde un nuevo rol», según informó el oficialismo. No trascendió el área en la que trabajará.

La jura de Moretto fue acompañada por militantes de la UCR, dirigentes del Colegio de Abogados y concejales de Cambiemos de distritos vecinos. Con su banca el centenario partido vuelve a tener representación. Es el primero en la era Tagliaferro.