Barrios de Pie montó una olla popular para denunciar el aumento de la demanda en comedores

La organización social «Barrios de Pie» (de Libres del Sur) cortó ayer la Avenida Vergara, a la altura del Jumbo de Morón, para montar una olla popular, en el marco de una jornada nacional de piquetes que solicitan al Gobierno que se declare la Emergencia Alimentaria.

“Uno de cada tres chicos en nuestro país se alimenta en comedores comunitarios. El Gobierno no puede seguir dándole la espalda a esta grave situación y debe declarar la Emergencia Alimentaria para evitar que persistan situaciones angustiantes de hambre. En nuestro país”, afirmó el Coordinador Nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

Ater, en tanto, el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ICEPSI), informó sobre su último relevamiento barrial en comedores y merenderos, el cual arrojó como resultado que 4 de cada 10 menores que concurren tienen bajo peso por su mal nutrición.

En el 1er semestre de 2017 la población relevada en barrios de similares características alcanzó a 13.654 niños y adolescentes, lo que en la comparación interanual implica un incremento del 69,67%, manifestación del continuo aumento de la concurrencia de familias, a los comedores y merenderos comunitarios de los barrios populares, que no pueden cubrir los requerimientos nutricionales de sus hijos e hijas.

Para un total de 2506 lactantes (+67% respecto al año anterior), de 0 a 2 años, el 26,1% (654 n), presentan malnutrición, lo que da cuenta que estarían recibiendo una alimentación inadecuada: por déficit 3,6% de bajo peso, mientras que los indicadores por exceso presentan un 11,4% de sobrepeso y 11,1% de obesidad. Como hace doce meses, uno de cuatro lactantes presenta alguna forma de malnutrición.

Sobre un total de 20662 niños, niñas y adolescentes de 2 a 19 años, sin discriminar grupo etario, en este primer semestre de 2018, el 42.3%, se encuentran en alguna de las variantes de malnutrición, destacando la preeminencia de los indicadores por exceso, sobrepeso 20.7% y obesidad 19.5% mientras que en bajo peso encontramos un 2.1% del total. Hay un progresivo agravamiento de la situación alimenticia, pues en el primer semestre de 2017 la malnutrición estaba por debajo del 40% (39,4%), mientras que un año después se incrementó en 3 puntos porcentuales, lo que implica que 4 de cada 10 niños/as y adolescentes padecen malnutrición en el conurbano bonaerense.

En la primera infancia, de 2 a 6 años, el 39,5%, está afectado por algunas de las variantes de malnutrición. Aparece un 2,3% bajo peso, 21,1% de sobrepeso, 16,1% de obesidad, mientras que un 2,3% se ubica en riesgo de bajo peso. En primera infancia la malnutrición descendió 1 punto porcentual, pasando de 40,9 a 39,5% de los relevados, pero manteniendo la proporción de 4 de cada 10 niños y niñas padecen malnutrición.

En la segunda infancia, de 6 a 10 años, de un total de 7089 niños/as, presentan malnutrición, el 45,7%, estarían afectados por algunas de las variantes de malnutrición. Aparece un 1,6% bajo peso, 19,6% de sobrepeso, 24,6% de obesidad. Se ubican en riesgo de bajo peso el 1,9% de lxs niños/as. E

n esta franja se da un importante aumento de la malnutrición: de 39% en 2017, a un 45,7% en el presente año, produciéndose los mayores incrementos en obesidad (de 19,2 al 24,6%), en sobrepeso (17,1 a 19,6%).