Escuelas cerradas: El cóctel entre desidia, negligencia y boicot político

El efecto Moreno sigue generando todo tipo de denuncias dentro de un sistema de infraestructura escolar gigante, defectuoso y con poco margen para la estupidez. Si a eso se le suma la política resulta una bomba.

Ayer, estudiantes de la Técnica 2 de Hurlingham «República del Perú», volvieron a marchar hacia el Consejo Escolar para pedir una solución. El organismo, con mayoría de U. Ciudadana, le habían habilitado el suministro de gas, pero luego la escuela llamó a la empresa que provee el servicio y se lo volvió a clausurar por las fugas.

«Había pérdida y nos tuvieron que cortar el gas, para poder tener clases. La situación estaba peor de lo que nos decía el Consejo Escolar, que vinieron y dieron la autorización para que se abriera la llave», narró la estudiante Rocío Jiménez en el programa Estación Central (MPquatro radio).

«Después del incidente en Moreno llamaron los directivos a Gas Natural y al matriculado de la Provincia. Ahí nos dijeron que había fugas adentro como afuera de la institución», explicó.

«Nos habían habilitado el gas, cuando nos movilizamos en abril al Consejo Escolar. Fue ahí cuando nos dieron alguna respuesta, porque los reclamos venían desde diciembre. Nos habían dicho que nos ponían un micro para ir a protestar a La Plata. O estamos esperando a que venga un matriculado de primera a hacer cargo de la reparación», contó la alumna, que integra el centro de Estudiantes de la ET2.

Por la explosión en la EPB 49 de Moreno está detenido el supuesto matriculado, que controló instalaciones la tarde anterior a la tragedia.

El hecho generó miedo, psicosis, pero también una batalla política entre gremios e intendentes K contra la gestión provincial. La respuesta de Vidal fue culpar a los municipios y Consejos Escolares de no invertir, ni controlar el dinero que baja a través del Fondo Escolar.

El 90% de esos recursos se dilapida en sueldos municipales y poco va al mantenimiento. «Puede ser que no alcance la plata para todo, pero no puede ser que no haya recursos para arreglar lo básico», pensó Rocío en voz alta. Las responsabilidades son en todo caso compartidas.

Por boicot, miedo o desidia de las autoridades, ayer había cerca de 30 escuelas cerradas en Hurlingham. Este año le bajaron más de 30 millones.

En el Estado hay mucha mano política. Una ex funcionaria municipal de Ituzaingó volvió a cerrar un establecimiento. Se trata de Silvana Yanz, directora de la EP 7 de Udaondo (foto que ilustra la nota).

La escuela ubicada en Segundo Sombra 1540 recibió ayer a padres y dirigentes. Era una de las 16 que no tuvo clases. El Consejo Escolar no da abasto. Recibió quejas de los 69 establecimientos de ese distrito. No todos los casos son de emergencia. Ituzaingó recibió este año al menos $25 millones para mantenimiento. La plata es esfumó.

El jefe de interbloque del Frente Renovador, Carlos Acuña, envió un proyecto de decreto por el cual se solicita de manera urgente la fumigación, desratización y obras de mantenimiento en la Primaria 7.

Dicho pedido se eleva al Consejo Escolar de Ituzaingó y la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires. Desafecta al Municipio.

“La escuela Nro. 7 permanece cerrada hace más de una semana por problemas de infraestructura. Encontramos desde baños tapados y clausurados hasta conexiones en mal estado. A eso se le suma la presencia de roedores, lo que se transforma en un grave peligro para los chicos, auxiliares y maestros que diariamente concurren al establecimiento”, dijo Carlos Acuña, el massista puro que queda en el HCD.