Hartos, padres de alumnos de Ituzaingó le fueron a reclamar Descalzo por la falta de inversión

Que quede claro, la responsabilidad de las escuelas es del director de Escuelas de la Provincia», arrancó el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, una reunión con padres de alumnos del distrito, que se cansaron de los cierres. En el Consejo Escolar no dan abasto por los constantes reclamos docentes y nadie sabe qué hizo hasta ahora la Comuna con los $25 millones que bajaron este año del Fondo Educativo.

La marcha prevista para el Consejo Escolar en un distrito donde hay por lo menos 12 escuelas cerradas por distintos motivos, terminó hoy en las puertas de la Municipalidad, donde el propio jefe comunal tuvo que recibir a una comitiva y comprometerse a una reunión ampliada.

Los padres no se conformaron con las explicaciones de la consejera Noemí Pecchenino. «El goteo de lo que se llama Fondo Compensador es para Ituzaingó el 0,06 por ciento de lo recaudado, lo que es muy poco para enfrentar la emergencia edilicia que existe», dijo a Primer Plano

«Pecchenino fue increpada fuertemente por los padres, que no querían escuchar promesas sino retirarse del lugar con soluciones para que los estudiantes vuelvan a las clases como corresponde. Fue la única integrante del Consejo Escolar que los atendió, dado que la presidenta del organismo, Marcelas Cabadas, no estaba y los consejeros de Cambiemos tampoco», suscribe la crónica de hoy en ese portal.

Según versiones recogidas por este medio, Cabadas no la pasó mejor. «Ella trabaja, pero no damos abasto. Apenas hay dos inspectores», se quejó una consejera en estricto off. En el relato, comenzó que hay directores de escuela que trabajan arduamente «para mantener sus escuelas cerradas: Si dicen que hay riesgo de gas se les corta. Se le lleva estufas, falla la electricidad. Son instalaciones que estaban de antes».

La explosión en Moreno, que arrojó dos muertos, le dio el pie al peronismo para entablar una dura batalla con la administración de Vidal, a tal punto que el gremio de SUTEBA bajó línea para «inundar» de reclamos los Consejos. Esto es malo porque porque se confunden las situaciones.

Y porque hay colegios que cierran con cualquier pretexto. Una ex funcionario de Descalzo, por caso, cerró una escuela en Udaondo por tener los baños tapados y ver ratas. «Nos llegan resmas enteras con reclamos. Hay problemas reales, pero por las dudas hay que mirar todos».

Los consejeros nunca bailaron tanto. Consultados por este medio, no pudieron decir qué parte del Fondo Educativo se comprometió a invertir el intendente en abril. Le entraron 25 palos. Según trascendió, la mayor parte va a gastos municipales: incluso arreglo de calles. De acuerdo al Presupuesto 2018, al menos la mitad de ese Fondo debía utilizarse en mantenimiento de escuelas. En Moreno gastaron el 1%.

Descalzo hoy avisó que declarará la «emergencia educativa». Vaya logro. «Hace 30 años que prometes las cloacas», le recordaron.

En el medio de la anarquía que reina en los colegios, en plena batalla política surgió algo más inquietante. El viernes sorprendieron a dos jóvenes con bombas molotov en los techos del edificio de las escuelas Primaria 5 y Secundaria 2. Una prueba fiel de lo que promueven algunos.