Infraestructura escolar y el destino de los recursos, una cuestión de fondo

El ministro de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, y su par de Gobierno Joaquín De la Torre, se reunieron hoy con intendentes de 20 distritos. El objetivo, en plena batalla gremial y política, fue mejorar el destino de la inversión del Fondo Educativo para infraestructura escolar y dialogar sobre el sistema educativo bonaerense.

La polémica sobre el destino de esos fondos, que superaron los 3.500 millones de pesos este año, se disparó por la tragedia de Moreno, donde quedó en evidencia que el Municipio no se hacía cargo del mantenimiento, a pesar de lo que se bajó en la Ley de Presupuesto.

Ese recurso es mucho mayor al que llega a los Consejo Escolares por el Fondo Compensador, que alcanza para casos de contingencia y obras muy menores. De las grandes obras se encarga directamente la Provincia.

Durante el encuentro, se trabajó sobre ideas y propuestas conjuntas y prioridades para establecer un mecanismo para el desarrollo de las obras de infraestructura y mantenimiento para las escuelas, informó Zinny.

«Estuvimos dialogando, en una muy buena reunión, con intendentes de la provincia sobre la importancia del mantenimiento de las escuelas y de la importancia del trabajo en conjunto con los municipios y los consejos escolares para poder brindar mejoras en materia de educación», explicó el ministro. En algunas comunas, el sector docente tiene en vilo a la comunidad, por el estado de las escuelas, pero también por la voluntad explícita de desgastar a la gobernadora.

La situación es más grave en distritos gobernados por el peronismo, que tienen mayoría en el Consejo Escolar, pero intendentes que no cumplen con los compromisos. En Moreno, el año pasado, apenas se invirtió un 1% de los 103 millones que habían bajado en mantener las escuelas.

Merlo se comprometió a poner 3 millones tras la voladura de una escuela en Moreno, cuando le llovieron más de 80 este año. En Ituzaingó, Alberto Descalzo prometió 10 millones hoy. Le bajaron 30 palos.

Zinny, en tanto, estuvo conciliador. Y agregó: «Hablamos sobre todo de infraestructura, de seguir considerando a la educación como una política de Estado, y de enfocar el presupuesto en reparar las escuelas que lo necesiten para que los chicos tengan mejores lugares donde estudiar».

Participaron del encuentro, los intendentes de Morón Ramiro Tagliaferro; de Lanús, Néstor Grindetti; de Escobar, Ariel Sujarchuk, de Pilar, Nicolás Ducote; de Quilmes, Martiniano Molina; de Almirante Brown, Mariano Cascallares; de Florencio Varela, Andrés Watson; de San Miguel, Jaime Méndez; de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; de Zárate, Osvaldo Cáffaro; de Campana, Sebastián Abella; de Tigre, Julio Zamora; de Ezeiza, Alejandro Granados; de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de Tres de Febrero, Diego Valenzuela; de Hurlingham, Juan Zabaleta; de La Plata, Julio Garro y de Ituzaingó, Alberto Descalzo.

Por su parte, el intendente Valenzuela indicó que fue «una valiosa reunión con el ministro y los intendentes de distintos colores políticos para darle alta prioridad a la infraestructura de nuestras escuelas».