Otra jornada de marchas, en el Hospital Posadas y ante el Consejo Escolar Morón

Trabajadores del Hospital Posadas y de la comunidad educativa de Morón volvieron a marchar hoy, acompañados por dirigentes de los gremios de médicos y docentes, en procura de diferentes reclamos. En un lado denunciaron más despidos. En el Municipio el estado de escuelas.

Mientras la causa de las coimas avanzan a la velocidad de la luz, el dólar no se detiene y las escuelas están sin clases, la «alianza kirchnerotroskista» que observó el ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro, volvió a mostrar su poder de movilización en Morón.

Sin la conducción de ATE (CTA Perón), ni de UPCN (los dos gremios que aglutinan a los no profesionales) pero con respaldo de la ex Cicoop, de la CTA Yasky, del FIT y de ex trabajadores del Hospital, realizaron hoy una nueva una marcha en torno al nosocomio.

Unos días antes se conocía la renuncia de Jorge Palmieri, director de Prestaciones Asistenciales. Hoy denuncian otros 300 despidos, o recorte de contratos. Mientras que ayer UPCN anunciaba la reapertura paritaria con dos bonos de 2.000 y 4000 pesos en septiembre y noviembre.

Otras fuentes gremiales, no del Directorio, confirmaron los despidos.  Pero lo atribuyeron a «certificados apócrifos, faltas injustificadas, incumplimiento de horarios (médicos que no llegaron a cumplir las 20hs mensuales)».

Es «un problema de guardapolvos blancos», quienes protagonizaron ayer una recorrida por el hospital, por primera vez en forma masiva. «Es la primera vez que los tocan y realmente era hora que alguien trate de ordenar algo que parecía intocable», se aclaró a este medio.

«La renuncia del Palmieri se debió a que no estaba de acuerdo con tal decision, creo que era por un tema corporativo y en el hospital ahí un pequeño sector que quiere pesar la corporación médica», aseguró la fuente, por fuera del reclamo.

Por las mismas horas, dirigentes de SUTEBA, kirchnerismo e izquierda también marchaban en Morón centro, junto a centros de estudiantes por reclamos de obras. Ayer, el intendente participó de una reunión general con el ministro de Educación, Gabriel Sanchez Zinny. Allí se habló del destino del Fondo Educativo. En Morón aseguran que están en ejecución 25 obras. Más otras tantas del Servicio Alimentario.

A la protesta se sumaron actores el peronismo tradicional, como la ex diputada duhaldista Marina Cassese. Sus últimas gestiones fueron como asesora en el Consejo Escolar de Ituzaingó (con el FR) y en la Municipalidad de Hurlingham. Lanzó una campaña para comedores escolares.

Todos hacen causa común. La izquierda llegó a decir que había estudiantes con cuadros de «hipotermia». A Morón bajaron más de 50 millones este año. Tiene unas 50 obras en ejecución y tiene muchos menos establecimientos cerrados que en Ituzaingó, Hurlingham o Moreno, donde los intendentes cuestionan al Gobierno pero inviertieron poco y nada. Por eso la reunión del Ministro de Educación con los jefes comunales, ayer, por el destino del Fondo Educativo.

La jornada se dio en la mitad del paro docente de 72 horas y la marcha a la casa de la Provincia. La gobernadora encabezó hoy una reunión de gabinete en Rojas y aseguró que «nunca» perderá «la vocación de diálogo» para alcanzar un acuerdo salarial con los gremios docentes.

El sabbatellismo se volvió a movilizar. Y de paso aprovechó para que el jefe del partido, Martín Sabbatella, visitara la tumba del busto de Néstor. Allí, donde yacía el homenaje al ex presidente, en la Plaza de Morón, el kirchnerismo peregrina dejando flores. Perón sirve casi de cartelera.