Avanzó al Senado Bonaerense la declaración de emergencia en infraestructura en las escuelas

La Cámara de Diputados de la Provincia le dio hoy media sanción al proyecto que declara la «Emergencia en Infraestructura Escolar», con el objetivo de solucionar de manera inmediata los problemas existentes en materia edilicia. El proyecto de Pablo Garate fue votado por unanimidad y ahora pasó al Senado para continuar su tratamiento.

La iniciativa, que surgió de la propuesta de diferentes bloques, prevé la realización de obras para restablecer la seguridad y las condiciones de habitabilidad de los edificios escolares y garantizar el suministro de los servicios esenciales a los establecimientos educativos. La medida será por un año y tendrá la posibilidad de prorrogarse por otro más.

«Queremos declarar una emergencia que, cuando pase un año, podamos decir que sirvió para hacer obras y mejorar la situación de las escuelas. Tenemos que resolver los problemas de la educación, hoy nos llevamos la satisfacción de aportar un granito de arena», dijo Garate, del Frente Renovador.

Por su parte, Florencia Saintout, Jefa del Bloque de Unidad Ciudadana, afirmó: «Este es un proyecto para todos los maestros y maestras de la provincia, realizado en un trabajo de todos los bloques en consenso».

«Nosotros venimos trabajando desde el primer momento, nuestra preocupación ha sido constante. Sí creemos que hay responsables y también creemos que hay que dar respuestas», apuntó.

Guillermo Kane , del FIT, coincidió en que «tenemos que poder garantizar que la educación en Moreno o José C. Paz sea la misma que en San Isidro o en Vicente López donde los niveles de ingreso de la población son distintos».

En tanto que Guillermo Castello, de Cambiemos, confirmó que «vamos a acompañar por una situación de hecho: la educación está en emergencia hace 20 años».

«La sociedad está esperando vernos trabajar en conjunto para mejorar una educación que debe ser una política de estado, que la podemos convertir en la búsqueda de consensos y por encima de todas las banderas políticas que están representadas en este Congreso», apuntó el diputado marplatense del ARI.

La medida llega en respuesta de la crisis que desató la tragedia de Moreno, en plena batalla paritaria con el sector docente. Desnudó no sólo el estado de los colegios, sino también lo poco que se invierte del Fondo Educativo en las comunas. Así como también las mezquindades de sectores sindicales afines con la oposición. Es un tema que el Gobierno tendría que haber planteado de arranque, como hizo el PRO en Ciudad de Buenos Aires ni bien llegó en 2007.