Una jueza le impone al Municipio de Morón una multa de $300 por cada día que pase sin reponer el busto de Néstor

La jueza que aceptó un recurso de amparo de Unidad Ciudadana para que se suspenda la ordenanza y se reponga el busto de Néstor Kirchner en la Plaza de Morón hizo un segundo fallo aclaratorio, en el que impone una multa casi simbólica de $300 por día. El Ejecutivo sacó la obra a fines de agosto y no da marcha atrás: apela a la Cámara de San Martín.

El amparo de la jueza Mónica Luján López, del fuero Contencioso Administrativo de Morón, se conoció diez días después de derogada la ordenanza que había autorizado al homenaje en favor del expresidente (en 2013). Y en sus considaraciones suspendía los efectos de la norma votada por Cambiemos hace poco más de un mes, hasta tanto no se llamara a una audiencia pública. En la oposición celebraron el tecnicismo. Pero la gestión Tagliaferro la consideró confusa.

La causa se dirige a un juicio. De hecho, el bloque K se presentó ante Fiscalía y también denunció penalmente no sólo al intendente, sino a los concejales de Cambiemos. En principio fueron todos imputados. La causa se tramitaría en la UFI 5. Respecto al amparo, el oficialismo seguirá la vía judicial correspondiente, apelando a la Cámara de San Martín.

Hata que se resuelva el «tema de fondo» pueden pasar meses. En su aclaratoria de ayer, la jueza López intimó a la Comuna a cumplir con fallo dentro de los diez días y le impuso al Municipio una multa de 300 pesos por cada día de retraso.

Para Cambiemos, el busto era un «monumento a la corrupción». Opinión compartida por algunos ediles de la oposición, que en todo caso pretendían no quedar pegados con la medida política o la trama jurídica.

Por su parte, el kirchnerismo lo tomó como un tema de Estado. Hasta intentó declarar persona no grata a Ramiro Tagliaferro en el HCD de Hurlingham (conducido por La Cámpora). Allí incluso pretenden rebautizar a una avenida con el nombre del ex presidente. Ayer Martín Sabbatella compartió una marcha a Comodoro Py, para respaldar al jefe de La Cámpra, implicado en la causa de las coimas, que suma volumen, testigos y efectivo, con cada semana que pasa.