El Obispo de Morón pide «profundizar la escucha» a la sociedad para «entrar en una nueva etapa de evangelización»

El obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, se refirió a la Asamblea Sinodal de la Escucha, que se desarrolló el fin de semana pasado en Florencio Varela. El prelado llamó a «profundizar la escucha para dar una mejor respuesta como Iglesia». «La idea es entrar en una nueva etapa de la evangelización. Si yo supiera cómo sigue todo esto, no convocaría a un Sínodo. Por eso necesito de toda la comunidad», afirmó.

La Asamblea llevó el lema “La Evangelización en clave de escucha”, y fue un paso más en el proceso sinodal que lleva a cabo la Diócesis Morón.

“En el encuentro del fin de semana pasado, del que participaron más de 1500 personas, en primer lugar escuchamos lo que ocurre en la realidad a partir de la exposición de Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Pontificia Universidad Católica Argentina. Él nos habló de la realidad social difícil que vive el conurbano. Y a partir de esa exposición, como comunidad de fe nos damos cuenta que Dios nos pide que escuchemos a los pobres, lo que nuestra gente vive hoy”, destacó monseñor Vázquez.

El obispo expresó que “el clima fue de mucha alegría, felices porque nos escuchamos todos”. En ese sentido, llamó a “profundizar la escucha para dar una mejor respuesta como Iglesia. La idea es entrar en una nueva etapa de la evangelización. Si yo supiera cómo sigue todo esto, no convocaría a un Sínodo. Por eso necesito de toda la comunidad”, afirmó.

Monseñor Vázquez explicó que propone una pastoral de la escucha “porque queremos que Dios nos diga por dónde o cómo salir en misión”. En relación al encuentro llevado a cabo el fin de semana anterior, manifestó que “otro momento importante fue la presentación del padre Gerardo Söding, de la diócesis de San Isidro, quien nos ayudó a escuchar al Señor desde su Palabra. Entonces, con lo aportado por Salvia y por el padre Söding trabajamos en grupos, esa es la modalidad que hemos elegido en Morón”.

Finalmente, monseñor Vázquez subrayó que “el Sínodo tiene al Santo Cura Brochero y a la beata Mama Antula como patronos de este proceso” y recordó que “a este proceso lo vamos haciendo entre todos”.