Estrategia 2019: Massa se enfoca en la economía y en la unidad de un peronismo sin Cristina como candidata

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, comenzó a trabajar en la reunificación de un peronismo sin Cristina Kirchner y hasta se compara con el Frente Amplio uruguayo, muy a pesar de las enormes diferencias históricas e ideológicas. Dice que Mauricio Macri no está en condiciones de ganar y que podría no ser candidato a nada. ¿Una estrategia que apunta a recuperar el poder o impedir un triunfo K?

«La mayoría de los argentinos queremos un gobierno que cambie el camino que eligió este Gobierno», sostuvo el ex diputado en América 24.

Tras el retroceso de los últimos tres años, y del fracaso del Frente 1País, Massa revivió a la vida político junto con la causa de los cuadernos y la devaluación de este año. Se presentó en el acto del 17 de octubre en Tucumán, mientras que el kirchnerismo lo hizo en Merlo. Por ahora, PJ federal y Unidad Ciudadana van por caminos paralelos. Uno es fuerte en el interior, el otro mantiene su fuerza en el AMBA.

“No voy a caer en la discusión de los nombres. Estoy dispuesto a correrme y no ocupar ningún lugar ¿Quién más está dispuesto a correrse y mostrarle a la gente que estamos poniendo por delante la idea de pañis?”, dijo ayer y pidió animarse a armar “un gran frente como en algún momento se animó la concertación chilena o el Frente Amplio en Uruguay”. Un tiro por elevación a Cristina Kirchner. En el último tiempo aparecieron versiones sobre que ella podría no ser candidata a presidenta. Puede haber negociaciones o simplemente resultar una operación.

¿Es acaso Massa un vocero del peronismo bonaerense? ¿Podrían los intendentes del Conurbano prescindir de Cristina, o viceversa? separados pierden todos pero, juntos, ¿ganan?. Está claro que el cristinismo duro no tiene intenciones de declinar aspiraciones. Iban por todo.

El PJ y los intendentes K tendrán que decidir qué hacer el año que viene. Pero por lo pronto tienen armados paralelos: tanto en Morón, donde todos son opositores a Tagliaferro, como en Ituzaingó, donde un secretario y un concejal de Descalzo ya se reunieron con el Frente Renovador.

No son sólo charlas de militancia. Mucho de los que abandonaron el barco de Massa están con los intendentes del PJ. Con lo que queda, el tigrense intenta disputarle poder a Cristina Kirchner. La cuestión económica desalienta a votar a Cambiemos y el desastre que dejó el gobierno anterior desalienta a hacerlo por la expresidenta. Pero mientras CFK sea la jefa del peronismo, prescindiendo del PJ, sólo habrá grieta. «La ex presidenta ya tuvo su oportunidad», dice Massa. No opina igual de los caciques del PJ a los que el cambio podría barrer en 2019.

Por lo pronto, Massa volvió a caminar por el Conurbano, donde mantiene votos. El viernes visitó un lugar común a todos los políticos en gestión o en campaña: La Cantábrica de Haedo. «Hoy visité la empresa Romi Pack. Su historia es la historia de Roberto, su dueño, que comenzó hace 46 años fabricando bolsas artesanales. A base de trabajo y sacrificio, actualmente comercializa sus productos para grandes empresas de Argentina y es líder en Latinoamérica en la producción de bolsas de papel. Los errores del Gobierno y la falta de rumbo económico, hicieron que hoy Romipack esté a la mitad de su producción. La dificultad para exportar, el incremento en las retenciones y el desconcierto cambiario hicieron que esta empresa que puede dar trabajo a más de 360 personas, cuente con 200 empleados», publicó Massa.

Acompañado del diputado Diego Bossio y por el ex candidato y concejal en licencia Martín Marinucci, el líder del FR bogó por «construir una nueva alternativa que fomente y desarrolle la industria nacional, que de esperanza y ganas de levantarse, para que se levante el país».